Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/03/22 20:45

¿Funcionan las imágenes en las cajetillas de cigarrillos?

Un estudio de la Universidad de Illinois encontró que las imágenes de advertencia para dejar el cigarrillo no son tan efectivas.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud el consumo de tabaco en Colombia produce 72 muertes cada día. Foto: AFP

Muchos países buscan disminuir el número de fumadores a través de la regulación de los paquetes de cigarrillos con la inclusión de imágenes de advertencia sobre las consecuencias de consumir este producto. Sin embargo, un estudio de La Universidad de Illinois publicado por la revista Communication Research comprobó que estas imágenes no tienen el impacto deseado.

El estudio se realizó con 435 personas de entre 18 y 25 años, de las cuales el 17,5 % eran fumadoras y el 82,5 % no. Consistió en que a todos los participantes se les entregó una cajetilla de cigarrillos de la misma marca junto a un cuestionario diseñado para medir la personalidad del evaluado y su reacción frente a las imágenes sanitarias. La conclusión fue que las advertencias son percibidas negativamente por la mayoría de los evaluados. La razón es que el público percibe este tipo de medidas como una amenaza a su libertad y autonomía a escoger lo que desean consumir.

“Si los individuos perciben que su poder de decisión y autonomía se ven coartados, tenderán a sentirse atraídos por ese producto que se aconseja no consumir”, dijo Nicole La Voie, autora del estudio.

Nicole también resaltó que varios estudios en otros países han demostrado que si las personas han dejado de fumar no ha sido por las advertencias sanitarias: “Siempre pensamos y visionamos los efectos que queremos causar con este tipo de medidas, pero no pensamos que estas decisiones pueden tener un efecto bumerán y, en vez de fomentar a los fumadores a que dejen de fumar, estamos haciendo lo contrario.”

Al respecto Sonia Otálora, psicóloga que ha trabajado en el programa ‘Consentidos’, que busca disminuir el consumo de cigarrillo y alcohol, aseguró que esas imágenes al principio causan temor, pero después de un tiempo las personas se hacen insensibles al verlas todo el tiempo: “La estrategia genera repulsión porque creen que sólo están tratando de asustarlas y además no ven los efectos de fumar cigarrillo ahora sino que lo ven como algo lejano”.

Lo que se debe hacer –según la psicóloga– es promover más campañas educativas en las que se hable sobre los beneficios y la posibilidad de adquirir hábitos saludables, y que estas campañas vayan acompañadas con publicidad de todo tipo. “Por ejemplo, ha sido positivo que en los programas de televisión ya no aparezcan personas fumando o que la mujer linda o sexy no sea la que más fuma. Sin embargo, aunque ya no hay promociones del consumo, tampoco hay una publicidad que realmente lo desestimule.

Por eso, los gobiernos están buscando nuevas estrategias para conseguir que la gente no consuma cigarrillo, ya que las imágenes de advertencia no están dando el resultado esperado. 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.