Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2002/07/29 00:00

Infierno en la cabeza

En Colombia dos millones de personas sufren de jaquecas. En los momentos de crisis el paciente busca aislarse en una habitación oscura y silenciosa

¿Qué es? Es un trastorno neurológico crónico que se manifiesta con dolor de cabeza palpitante y que compromete un lado aunque éste tiende a cambiar en cada crisis.

Síntomas. La migraña en algunos casos da un aviso. Antes de que el dolor de cabeza se instale la persona ve luces, deja de percibir los objetos en forma completa, tiene dificultad para pronunciar palabras y se le duermen las manos. Esta especie de anuncio se denomina aura y puede durar de cinco a 20 minutos. Luego viene el dolor de cabeza, que puede estar acompañado por náuseas y vómito. La persona entra en un estado de hiperexcitabilidad, en el cual le molestan los ruidos, la luz y por ello trata de aislarse en un cuarto oscuro para buscar alivio. En otros tipos de jaqueca el dolor llega sin anuncio aunque la persona experimenta los mismos síntomas. Esta clase se llama migraña sin aura y es la más común. El dolor de cabeza de esta enfenrmedad es muy particular. Habitualmente compromete un lado de la cabeza pero puede ser global. Este lado tiende a cambiar. La migraña es recurrente. Si bien las personas suelen tener períodos sin jaquecas de repente las vuelven a padecer. Pero tal vez una de las características más singulares es que se trata de un dolor pulsátil. "Los pacientes lo describen como si sintieran el corazón dentro de la cabeza", dice Leonardo Palacios, médico especialista en el tema.

Causas. No se sabe a ciencia cierta qué factores provocan estos dolores de cabeza pero se sospecha que tienen que ver con la inflamación de los vasos sanguíneos del cuero cabelludo. Las hormonas son también un factor que incide en esta enfermedad, por eso el 70 por ciento de los pacientes son mujeres y se sabe que los cambios hormonales de la menstruación y ovulación provocan ataques. Existen factores precipitantes, como los cambios de clima y de luz y el brillo. Los alimentos que desempeñan un papel en la aparición de jaquecas son los enlatados, jamones o embutidos, el vino rojo, los quesos curados y el chocolate. Aguantar hambre y sufrir de estrés también acelera la aparición de esta condición.

Población en riesgo. La jaqueca es el trastorno neurológico más frecuente. Según un estudio hecho en Colombia en 1999 existen dos millones de personas con migraña. La sufren más las mujeres que los hombres en una proporción de dos a uno. Se cree que es un trastorno hereditario y se ha encontrado que los cromosomas 19 y 1 estarían ligados a formas de migraña. La mayoría de los casos se presentan entre los 20 y los 40 años pero eso no quiere decir que algunos no tengan crisis antes o después de estas edades.

Tratamiento. La migraña no se puede curar y por eso el tratamiento sólo busca aliviar los síntomas de las crisis para que el paciente pueda llevar una vida normal y de mejor calidad. Durante los ataques la persona por lo general debe tomar analgésicos comunes, como la aspirina, para mitigar el dolor. También se recomienda recostarse con una compresa fría en la frente para contrarrestar la dilatación de los vasos. Los médicos han notado que vomitar y lograr conciliar el sueño ayudan a aliviar las crisis, que por lo general duran entre seis y 18 horas. Si este tratamiento no es efectivo se recomienda acudir al especialista para que se receten medicamentos más fuertes. "Están los triptanes, que son muy eficaces pues una crisis de 17 horas la pueden reducir a dos o tres", afirma Palacios. Los médicos hacen tratamientos preventivos, que consisten en suministrar una droga (betabloqueadores, antidepresivos o calcioantagonistas) que ayuda a evitar estos ataques. Recientemente se ha demostrado que la toxina botulínica (botox) aplicada directamente en la cabeza, ayuda a mejorar los cuadros de migraña. Otra novedosa técnica es el biofeedback.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.