Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/22/2016 6:27:00 PM

Secretos del tantra para disfrutar del sexo

“El beneficio más claro es que la capacidad orgásmica se extiende. Se aprende a experimentar orgasmos que no son genitales”.

El tantra es una práctica milenaria originada en la India hace más de 4.000 años. Enseña a utilizar el deseo con un propósito espiritual. En la actualidad es una tendencia en el hinduismo contemporáneo y en Occidente una de las ramas que más ha llamado la atención es el sexo tántrico.

Semana.com habló con María Ferrer, directora de la escuela de tantra, Dhakini Healing Ways, quien reveló algunos de los beneficios de esta disciplina.

Semana.com: ¿Cuál es el principal objetivo del tantra?

María Ferrer (M. F.): El tantra es una práctica espiritual que consiste en expandir la consciencia, busca, entre otras cosas, que las personas se hagan conscientes de que son más que el cuerpo físico y mental, y que logren conectarse con otros aspectos de la existencia.

Semana.com: ¿Cuáles son los pilares del tantra? 

M.F.: En esta filosofía se venera con el principio femenino de la existencia. Pero cuando me refiero a femenino no me refiero a la mujer. Se trata del caos, la noche, lo húmedo, lo frío, la luna y la oscuridad. Esta práctica se enfoca también en el cuerpo, la sexualidad y las emociones. Lo masculino sería el sol, la luz, el día, el calor, el rojo.

Lo contrario a lo tántrico sería el camino que elige el monje solitario apartado de placeres para meditar el resto de sus días. Quien vive el mundo tántrico aprende a trascender en el deseo.

Semana.com: ¿Qué se necesita para practicarlo? 

M.F.: Estar dispuesto para conectar el cuerpo, las emociones y la energía sexual.

Semana.com: ¿Cuáles son los ejercicios para comenzar? 

M.F.: Todo radica en la respiración. La idea es que aprendan a respirar para activar el cuerpo y aquietar la mente. Se busca que logren ser conscientes de lo sutil. A veces las emociones nos nublan, nos abruman. La idea es que la persona pueda mantenerse centrada sin importar la emoción que atraviese.

Se hacen ejercicios tibetanos, danzas, cantos, sesiones de automasajes en zonas erógenas como las orejas.

Semana.com: ¿Qué beneficios trae para el sexo? 

M.F.: El beneficio más claro es que la capacidad orgásmica se extiende. Se aprende a experimentar orgasmos que no son genitales. Es posible tener niveles de conexión mucho más profundos y prolongados en los encuentros sexuales. La mayoría está acostumbrada a encuentros cortos y de descarga.

Semana.com: Además de los encuentros profundos y prolongados, ¿cuáles son las diferencias del sexo “normal” y el tántrico?

M.F.: Para experimentar un orgasmo no tiene que haber eyaculación, por ejemplo. Cuando se practica sexo tántrico se recargar de energía y se elevar el amor. El sexo que conocemos es de descarga y tensiones.

Se puede meditar al hacer el amor, el tantra enseña a estar presente, a no saltar entre pasado y futuro. Cuando la mente está en tiempo presente, contemplando al ser que tiene en frente, aprende a entregar el beso, la caricia y el amor. Contribuye a encontrar la propia divinidad en la divinidad del otro.

Semana.com: ¿Qué otros aspectos de la vida ayuda a mejorar el tantra?

M.F.: Se puede tener una vida más tranquila y más auténtica. El tantra te lleva a desmontar condicionamientos que no corresponden a la verdadera esencia. También ayuda a establecen relaciones humanas más profundas, se aprende a comunicar de una manera más asertiva, y ayuda a que el cuerpo se rejuvenezca y pueda autosanarse.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.