Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/14/2012 12:00:00 AM

Instagram, el pequeño gigante

Al comprarla por 1.000 millones de dólares, Facebook reveló la fuerza de esta aplicación que en menos de dos años ha logrado acumular más de 30 millones de usuarios. ¿Cuál es la clave de su éxito?

La semana pasada, Mark Zuckerberg volvió a dar de qué hablar. Ya lo había hecho hace un par de meses cuando Facebook, la red social más grande del mundo y que fundó en 2004, se postuló para entrar a la bolsa de valores. Ahora, con la compra de Instagram por 1.000 millones de dólares, llamó la atención sobre esta aplicación gratuita para compartir imágenes. La millonaria compra curiosamente coincide con la reciente quiebra de Kodak, que durante 123 años fue una marca líder en fotografía, y hoy vale 12 veces menos que Instagram, creada hace apenas 18 meses por Kevin Systrom y Mike Krieger, dos egresados de la Universidad de Stanford.

En un principio Instagram fue una aplicación exclusiva para iPhone y otros productos de la marca Apple, pero a partir de este mes ya está disponible en Android y, al haber sido adquirida por Facebook, su expansión parece ser inminente. Según Tim Moynihan, editor senior de la revista PC World, "el secreto de su éxito está en su simpleza", pues le permite a los usuarios tomar fotos, luego retocarlas a su gusto con una serie de filtros y finalmente compartirlas con otros contactos. "Es una especie de Twitter fotográfico donde cada usuario elige a quién seguir y con quién compartir sus imágenes", dijo Moynihan a SEMANA.

Además de tener características similares a las de una red social, otra ventaja de Instagram es que está hecha específicamente para teléfonos inteligentes, el medio por excelencia en la actualidad para tomar fotografías. Aunque no es la única aplicación para compartir fotos, lo que la diferencia de las demás es la herramienta de filtros que le permite a cualquiera hacer de sus imágenes obras de arte. Están disponibles cerca de 20 con diferentes colores y matices, y las texturas que generan traen a la memoria las imágenes de las cámaras instantáneas Polaroid o las Kodak Instamatic, hoy fuera de circulación. Sin embargo, "los filtros son el detalle formal. Lo encantador es la posibilidad de que los usuarios puedan sentirse buenos fotógrafos y compartir al instante lo que viven a diario", le dijo a SEMANA Pablo Arrieta, experto en medios digitales.

Desde que fue lanzada en octubre de 2010, Instagram ha sido blanco de los puristas de la fotografía. Según ellos, al alterarse las imágenes con los filtros se pierde originalidad y realismo. Pese a esto, la aplicación guarda automáticamente la imagen original en el perfil de cada usuario. A diferencia de Flickr o Facebook, en Instagram "el proceso creativo empieza antes. Los efectos pueden aplicarse cuando se está tomando la foto y eso le gusta a los usuarios", dijo a esta revista Moynihan. Y aunque el debate sobre la autenticidad de las imágenes publicadas es grande, algunos medios como la cadena NBC o el diario The Washington Post la han usado para reportar algunos hechos. "Lo más importante es que la imagen sea real y que no se cambie el contexto", aclara Ryan Osborn, director de medios digitales de la NBC.

Es lógico que Facebook haya comprado Instagram si se tiene en cuenta que es "la colección privada de fotografías más grande de internet", como afirma Arrieta. La mayor preocupación de los usuarios es que haya cambios inesperados o que los términos de privacidad se modifiquen. Sin embargo, tanto Zuckerberg como Krieger y Systrom aclararon que esta alianza servirá para que Instagram se fortalezca y evolucione. Seguirá siendo compatible con Twitter y Tumblr y mantendrá su independencia, así como sucedió cuando Google adquirió YouTube. "Estas preocupaciones son teóricas y especulativas, pero suceden cuando una compañía enorme compra a una pequeña que tiene su propia red de usuarios", señaló a SEMANA Moynihan.

Al igual que Facebook o Twitter, Instagram es un medio a través del cual las personas pueden mostrar sus sentimientos y vivencias. La diferencia es que es "idóneo para quienes no viven en 140 caracteres y se comunican visualmente", concluye Arrieta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.