Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/23/2011 12:00:00 AM

Internet cambió la vida... ¿y el cerebro?

Estudios recientes señalan que Google y otros buscadores digitales modificaron la forma como las personas memorizan y organizan su información.

Hace algunos años, cuando a alguien se le venía a la cabeza una película que había visto pero no recordaba a los protagonistas, debía acudir a sus amigos o familiares para resolver el misterio. En la actualidad, gracias a internet, la gente ya no tiene que esforzarse tanto, pues basta con conectarse por el computador portátil, el smartphone o el iPad para encontrar al instante la información necesaria sobre cualquier asunto. Por esa razón, los especialistas en salud han investigado a fondo los efectos que usar esta herramienta puede causarle al organismo y en particular al cerebro, encargado de procesar la información.

La investigación más reciente fue llevada a cabo por la psicóloga Betsy Sparrow de la Universidad de Columbia, Estados Unidos. Junto a otros colegas, ella puso a prueba la memoria de un grupo de estudiantes. Al concluir el experimento, los científicos encontraron que cuando los participantes tuvieron que responder preguntas difíciles, lo primero que se les vino a la mente fue un computador y Google para resolverlas. Además, a quienes se les dijo que podrían entrar a internet más tarde a buscar las respuestas, se esforzaron mucho menos que aquellos que no tuvieron esa opción. Estos resultados demostraron, según Sparrow, que inconscientemente las personas dependen de internet para recordar las cosas. "Se ha convertido en una especie de memoria externa que almacena toda la información que necesitamos, por lo cual no requerimos guardarla en nuestros cerebros", señaló Sparrow.

Aunque otros estudios realizados por neurocientíficos han señalado que utilizar internet puede cambiar las estructuras neuronales del cerebro y disminuir el coeficiente intelectual, Sparrow asegura que sus investigaciones no indican que haya disminuido la capacidad de memorizar datos, pues simplemente la gente ya no necesita grabar información en su cerebro. El neurólogo Camilo Romero, de la Universidad El Bosque, está de acuerdo con esta visión. "Usar internet no afecta a nivel fisiológico el cerebro, sino que al tener la información al alcance de la mano ya no se utiliza tanto la memoria semántica. De todas maneras, el cerebro debe trabajar para procesar los datos", le explicó Romero a SEMANA.

Más allá de memorizar, lo más importante es que la capacidad de asimilar y conceptualizar los datos no se vea afectada. En este punto los expertos no coinciden. Algunos afirman que utilizar internet hace que las personas pierdan la capacidad de concentrarse por el exceso de información que tienen disponible y en consecuencia no puedan profundizar sobre los temas. Otros señalan que no existe evidencia neurológica que demuestre que internet es el único medio que afecta el cerebro, y que, al contrario, su uso ha aumentado el nivel de inteligencia de las personas.

De acuerdo con lo anterior, no hay dudas de que internet ha afectado el mecanismo con el cual el cerebro organiza y almacena información, y tampoco es un secreto que la gente depende de los medios digitales para recordar datos básicos como un número telefónico, el nombre de una celebridad o una ciudad. Sin embargo, lo cierto es que la capacidad de memorizar datos permanece intacta en el cerebro. "No creo que Google haya vuelto estúpidas a las personas, solo está cambiando el modo en que recuerdan las cosas", concluyó Sparrow.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.