Lunes, 23 de enero de 2017

| 2007/03/10 00:00

¿Inútiles o revolucionarios?

No serán Gutemberg ni los hermanos Wright, pero hoy cientos de inventores hacen su mejor esfuerzo para mejorar la calidad de vida. Estas son algunas de sus creaciones más asombrosas.

Papel higiénico para intelectuales

La rueda, el hierro, la pólvora, la imprenta, el avión, la Internet... estos inventos cambiaron el rumbo de la historia y le permitieron al hombre alcanzar fronteras que parecían inalcanzables. Pero no todos los genios están hechos para conseguir la gloria, ni todas sus ideas para trasformar el mundo. Hoy, diariamente se desarrollan miles de cosas que para algunos pueden ser ridículas o inútiles, pero para otros, ser grandes descubrimientos. Asombrados por su ingenio o su simplicidad, muchos se limitan a exclamar: "¿Cómo no se me ocurrió a mí?". SEMANA presenta una selección de las más raras y extravagantes.

1. Paraguas aerodinámico

¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI, mientras los hombres ya han ido y vuelto de la Luna, la gente todavía tenga que soportar que el paraguas quede al revés por culpa de un ventarrón impertinente? Incluso, el Presidente de Estados Unidos, el hombre más poderoso del planeta, quedó mojado y humillado frente a las cámaras por la debilidad de su sombrilla en 2004. Los creadores de este nuevo paraguas se enfrentaron al reto y construyeron una sombrilla hecha especialmente para no sucumbir a los embates del viento. Su forma aerodinámica de flecha corta el viento y evita la resistencia. Se ve sencillo, pero tuvieron que pasar siglos para que a alguien se le ocurriera.

2. Cartera solar

Cualquier mujer se preguntaría para qué le puede servir un bolso con energía solar. Aunque parezca un capricho estético de diseñadores obsesionados con el tema ecológico, este bolso, llamado Solarjo, también es muy práctico. Los paneles solares están conectados a cables de USB, de tal manera que adentro se pueden cargar las baterías de todo tipo de aparatos, como celulares, reproductores MP3, cámaras fotográficas, entre otros.

3. Papel higiénico para intelectuales

El Mind trainer toilet roll o papel higiénico para entrenar la mente es uno de los últimos artilugios diseñados para aquellos que no pueden dejar de pensar ni siquiera cuando van al baño. Se trata del tradicional rollo doble hoja, pero con acertijos, preguntas, jeroglíficos y juegos para que el usuario, como dice el eslogan del producto, "entrene tanto su mente como su drenaje" (Train your brain as your drain). Se trata de la secuela del exitoso Sudoku toilet roll, pero con la ventaja de que esta nueva versión las pruebas se pueden superar más rápidamente. Cada rollo cuesta unos seis dólares, y su éxito es tal, que ya salió el Man trained toilet roll o papel higiénico para entrenar hombres. Trae en grandes letras un recordatorio que será difícil de olvidar para ellos: 'Advertencia hombres, bajen la tapa'.

4. Crayones de luz

Las paredes y los muebles manchados con crayones, una de las pesadillas de todos los padres, no volverán a ser problema con este invento de Phillips. Se trata de un kit de pintura con el cual los niños pueden dibujar lo que quieran sobre las paredes. Las imágenes no manchan, pues se trata de la tecnología 'Drag and Draw', en la que se trazan líneas fluorescentes de todos los colores que pueden ser borradas fácilmente. Lo mejor es que el aparato tiene un dispositivo con el cual es posible hacer que las imágenes adquieran movimiento. Así, los padres no tienen que escoger entre volver a pintar la casa o acabar con las aspiraciones artísticas de su pequeños..

5. Atrapa aliento
 
 Los relicarios y las trenzas envueltas en pañuelos parecen haber pasado de moda a la hora de querer acordarse de los seres queridos que se van. Según los creadores del Breath capture, la mejor manera de invocar el recuerdo del amado es a través del aliento. Para esto, venden tubitos, similares a los de ensayo, en donde el ser amado sopla y encierra su propio hálito. Se puede cargar a manera de talismán o ponerse en un retablo acompañado por una foto. No es broma, en la página www.breathcapture.com se encuentran los distintos modelos que tienen precios desde nueve hasta 22 dólares.

6. Limpieza profunda
 
Hasta para limpiarse las orejas los japoneses parecen estar más adelantados que el resto del mundo. Ellos no piensan en los tradicionales copitos y mucho menos se les ocurriría introducir cualquier otro objeto con ese fin. El Ear Scope es para muchos el limpiador de orejas del futuro. Se trata de una especie de endoscopio personal que permite ver el interior del canal auditivo al tiempo que se asea. El precio del aparato básico, que tiene un visor personal, es de unos 140 dólares, mientras los que son más avanzados y tienen pantalla de LCD cuestan un poco más. Puede parecer caro, pero al menos no se corre el riesgo de perforar el tímpano.

7. Para melómanos mojados

A los creadores del FreeStyle Audio les pareció que la vida bajo el agua era demasiado silenciosa. Por eso, le agregaron a su reproductor musical una función que para muchos resulta ridícula. Este aparato no sólo es capaz de soportar duros impactos, sino que también es impermeable y sumergible. Esperan robarle al iPod el mercado de buzos, nadadores y surfistas amantes de la música, con modelos que cuestan en promedio 130 dólares.

8. Rasuradora de nariz

Para muchas personas es una verdadera tortura tener que soportar los vellos que crecen en la nariz. Para quienes no soportan el cosquilleo dentro de sus fosas nasales fue creada esta rasuradora con forma de dedo que puede llegar hasta los ángulos más difíciles. Cuesta apenas 10 dólares y funciona con pilas AA.

9. Purificador de agua portátil

Por 400 dólares cualquiera puede cargar con su propia fuente de agua pura. Se trata del Steripen, un purificador que usa la luz ultra violeta y que, según sus creadores, acaba con todas las posibles bacterias. Es ideal para esas travesías en donde hasta ahora sólo quedaba confiar en la pureza del agua y rezar para que ningún bicho raro terminara en el estómago. En tan solo un minuto, el Steripen purifica un litro de agua.

10. Bizcocho fluorescente
 
Difícilmente alguien podría negar la utilidad de esta invención. Se trata de una tapa de excusado fluorescente. Aunque en principio no suena muy emocionante, basta recordar todas esas levantadas a media noche para ir al baño en donde sólo hay dos opciones: enceguecerse al encender la luz del baño y arriesgarse a perder el sueño, o aventurarse a un desastre si se decide no encenderla. Por unos 40 dólares, este aparato, bajo la marca Potty Glow, le evitará a muchos tener que buscar a tientas o herir sus córneas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.