03 septiembre 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Las claves de Bezos para reanimar al Washington Post

COMUNICACIONES “El consumidor. Inventar. Ser paciente”. Estas son las tres consignas del nuevo propietario del periódico en su primera visita a la redacción

Las claves de Bezos para reanimar al Washington Post . Jeff Bezos, propietario del Amazon, asumió la jefatura del Washington Post.

Jeff Bezos, propietario del Amazon, asumió la jefatura del Washington Post.

Foto: Archivo particular

Y llegó el día esperado. Jeff Bezos, el nuevo propietario de The Washington Post tuvo este martes su primer encuentro con la redacción.

El magnate llegó sonriente, derrochando un optimismo que él considera necesario para irradiar a los equipos con los que trabaja y con el que será su hoja de ruta para revitalizar a uno de los grandes medios de Estados Unidos: “Hemos tenido tres grandes ideas en Amazon a las que hemos sido fieles durante 18 años y son precisamente la razón de nuestro éxito: Lo primero es el consumidor. Inventar. Ser paciente”, afirmó. “Si sustituyes ‘cliente’ por ‘lector’, esa perspectiva también puede tener éxito en el Post”.

El empresario declaró a los directivos y periodistas que no espera convertirse en el salvador del medio, pero que sí pretende aplicar en la redacción los mismos principios que le han llevado a convertir Amazon en un gigante de Internet, con ventas que superan los 60.000 millones de dólares anuales.

Bezos es consiente del enorme desafío. Entre otras razones, porque una de las mayores dificultades para rentabilizar el contenido de los diarios en Internet radica en que los lectores pueden acceder a la información en páginas que no son responsables de producir lo que publican. “Cualquiera puede resumir tu trabajo y publicarlo gratis. La pregunta es cómo puedes sobrevivir en ese entorno y, si no puedes, cómo inviertes recursos en ello”, dijo Bezos.

El magnate dijo comprender la frustración no sólo de los responsables del Post, sino de todos los medios tradicionales que todavía no han encontrado la respuesta.

“Incluso con un servicio de pago online, otras páginas pueden resumir tu trabajo y hacer que esté disponible de manera gratuita. Desde el punto de vista de un lector, se puede preguntar ‘¿por qué iba a pagar por todo ese esfuerzo periodístico cuando puede conseguirlo gratis en otro sitio?”.

“Si logramos iniciar una nueva época dorada en el Post será por el ingenio y la invención y experimentación del equipo que ya trabaja en el periódico. Yo aconsejaré desde la distancia y si resolvemos ese problema, el mérito no será mío”.

Bezos apeló a la paciencia. Una solicitud que choca con el vertiginoso mundo del internet en el que él se mueve como pez en el agua: “Nada ocurre rápidamente. Cuando se trabaja así. Desarrollas tus teorías e hipótesis, pero no sabes si los lectores responderán. Haces cuantos más experimentos y más rápido mejor. Pero ‘rápido’, en mi mente, pueden ser años”.

Y pidió la colaboración de todo el equipo. “No existe ningún genio solitario que resuelva todos los problemas y después revele la fórmula mágica”, aseguró. “Estudias, debates, compartes ideas y entonces las respuestas empiezan a llegar”.

Bezos le contó a los periodistas que Don Graham, presidente de The Washington Post Company, le ha ayudado tras la adquisición del diario a contener un desbordado optimismo. “No es un mago”, le dijo a la planta de redacción. Y el dueño de Amazon añadió que volver a poner en su sitial de honor al Post no será un mérito suyo sino que esta será una acción que será posible “gracias a la inventiva, la innovación y el esfuerzo en equipo”.

“Si logramos iniciar una nueva época dorada en el Post será por el ingenio y la invención y experimentación del equipo que ya trabaja en el periódico. Yo aconsejaré desde la distancia y si resolvemos ese problema, el mérito no será mío”.
El nuevo propietario informó que seguirá viviendo en Seattle, donde dirige las operaciones de Amazon, y que el día a día del Post seguirá siendo gestionado por su editora, Katharine Weymouth.

El dueño de Amazon adquirió el Post, una de las tres cabeceras más prestigiosas de Estados Unidos, a comienzos de agosto. Tras su compra el sector de los medios de comunicación se llenó de optimismo tras años de crisis. Bezos, quien compró el diario por 250 millones de dólares —el 1% de su fortuna personal— les insistió a sus expectantes periodistas en las tres claves que debían grabarse: “El consumidor. Inventar. Ser paciente”.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad