Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/27/2010 12:00:00 AM

Jeff Bridges: "Es emocionante poder interpretarme a mí mismo a cualquier edad"

Bridges cuenta su experiencia en Tron: El Legado, la segunda versión del clásico de hace 28 años, que en esta ocasión promete revolucionar el séptimo arte.

El actor estadounidense, ganador de un Oscar, es el primero en probar una tecnología cinematográfica para rejuvenecer a los actores. En esta entrevista suministrada por Disney Latinoamérica a SEMANA, Bridges cuenta su experiencia en Tron: El Legado, la segunda versión del clásico de hace 28 años, que en esta ocasión promete revolucionar el séptimo arte.

¿Cómo es volver a encarnar a un personaje 27 años más tarde?

En realidad nunca me lo planteé en esos términos. No abordé el papel pensando que interpretaba a la misma persona. Él no ha cambiado tanto. Bueno, quizás parte de su entusiasmo por la tecnología se ha aplacado un poco. Después de todo, se encuentra atrapado dentro de una computadora, de modo que parte de esa afición que sentía por la tecnología… quizás al reflexionar sobre ello haya llegado a pensar: “Tal vez existen otras cosas en la vida a las que debería haber prestando atención”.

Gracias a la tecnología, actúa junto con su yo más joven. ¿Cómo fue eso? Como actor ¿es algo liberador?

A mí también me gusta mucho ir al cine, y cada vez que veo una de estas grandes películas épicas donde la vida del personaje transcurre desde su juventud hasta la vejez, las distintas edades tradicionalmente son interpretadas por distintos actores. Para mí siempre es una pequeña sacudida ver ese cambio de un actor a otro. Pero ahora como actor, es realmente gratificante saber que puedo interpretarme a mí mismo o al personaje que estoy dando vida a cualquier edad, sea niño o anciano. Es algo emocionante, sobre todo poder formar parte de esta tecnología de punta.

¿Cuál fue la mayor diferencia entre el rodaje de una y otra?

Bueno, hace 27 años Tron fue una película realmente de avanzada. Claro que ahora al mirar atrás parece una vieja serie de televisión en blanco y negro. Pero en la época en que rodamos Tron no existía Internet. Nuestros teléfonos celulares eran estas cosas que acarreábamos en enormes maletines. Rodamos esa película en 70 milímetros, en blanco y negro; y luego fue enviada a Corea, donde un grupo de técnicos pintaron a mano todos los cuadros para hacer que los trajes brillaran. Ahora Tron: El Legado nuevamente es una película con tecnología de avanzada. Somos la nueva generación de cinematografía en 3D. Tron: El Legado lleva la tecnología lograda por Jim Cameron en Avatar a un nuevo nivel. Ahora, nuestros trajes brillan de verdad y arrojan luz sobre los otros actores, de modo que además son prácticos. Creo que una de las cosas más maravillosas que Joe, desde su formación como arquitecto, trajo consigo fue la habilidad de unir platós reales con platós animados por computadora. Los espectadores realmente no logran determinar dónde termina uno y comienza el otro.

Con toda esta tecnología, ¿cuál es la historia humana detrás de Tron: El Legado?

Bueno, uno de los componentes de la historia es justamente esto de lo que estábamos hablando: la tecnología. Es tan emocionante cuando descubres todas las cosas que puedes hacer. Y lo que está sucediendo con la tecnología es que se está desarrollando tan rápidamente que no hemos llegado realmente ha desarrollar una ética que la acompañe, ni sabemos cuáles serán algunas de las ramificaciones de esta tecnología. Éste es un tema que trata la película.

¿Qué papel juega en la historia la relación entre el padre y el hijo?

La relación del padre y el hijo constituye una parte integral de la película. Pero no quiero revelar mucho más porque hay ciertos giros y vueltas en esa historia. Para resumirlo brevemente, se trata de un hijo que acude en rescate de su padre.

¿Dónde ha estado su personaje, Kevin Flynn, durante estos 27 años?

Kevin se introdujo en la computadora y quedó atrapado allí dentro. No voy a decirte cómo sucedió eso, pero ha permanecido allí por más de 20 años. Y allí es donde lo encontramos.

¿Qué ocurrió en el mundo dentro y fuera de la máquina durante estos años?

Afuera, el mundo ha continuado más o menos como lo conocemos hoy en día. Adentro, se ha transformado en una versión más de avanzada de la que conocimos en la Tron original, de formas mucho más maravillosas y otras, no tanto.

¿Qué es lo que cree que ha mantenido a los seguidores de la película interesados en esta historia durante más de 27 años? ¿Qué tipo de fuerzas?

Sé que Michael Sheen contó que él vio la película por primera vez cuando tenía 11 años y fue algo muy emocionante. Y esa emoción perduró en él, incluso hasta hoy. Ahora está tan entusiasmado con la idea de poder participar nuevamente luego de tantos años. Creo que cuando tienes esta clase de experiencias cuando eres niño, que una película te conmueva de esa forma, es algo que permanece contigo para siempre.

¿Qué cosas de este proyecto son las que atraen tanta atención del mundo de la ciencia ficción?

Dos años atrás exhibimos un breve avance de cómo podría ser esta película, un reel de prueba, y éste tuvo una respuesta tan extraordinaria por parte de sus admiradores, que Disney respaldó el proyecto. Una de las cosas que me atrajo de la primera película Tron, al igual que en ésta, es que crea un mito para los tiempos modernos. Los mitos nos pueden ayudar a atravesar algunos de los desafíos que nos presenta la vida. Y como decíamos anteriormente, la tecnología es un terrible desafío, porque nos sentimos tan atraídos hacia cosas que nos brindan una gratificación instantánea.

Eso impulsó a Steven Lisberger, el creador de la película Tron original. ¿Qué siente al continuar lo que él inició?

Joseph Kosinski, director de la versión actual, es un director excepcional. Y para mí, siempre es interesante de dónde procede un director. Puedes tener un director que fue actor o guionista, y eso dotará a la película de una cualidad determinada. En el caso de Joe, él siguió una carrera de arquitectura, de modo que el mundo de Tron: El Legado está bien cimentado. Por supuesto, rodó numerosos anuncios publicitarios que poseen efectos especiales increíbles y gran tecnología cinematográfica. Y él trae todo esto a la película, pero además posee un espíritu maravilloso. Es muy inclusivo, y ha reunido a este equipo de gente talentosa a su alrededor qué el respeta mucho. Escucha a los demás. Y es maravilloso trabajar en un ambiente así.

¿Qué hay del nuevo reparto?

Para mí fue maravilloso trabajar junto con Olivia Wilde y Garrett Hedlund. Dedicaron muchísima energía y estudio al aspecto físico de sus papeles. Tres o cuatro meses antes de iniciar el rodaje, comenzaron a practicar toda clase de habilidades y técnicas de lucha que irían a utilizar en la película. Fueron muy diligentes con su preparación. Además son dos personas extraordinarias. Si bien fue muy divertido realizar esta película, había algunos aspectos de la misma que no eran tan fáciles de manejar. Ambos supieron cómo lidiar con ellos y lo hicieron extremadamente bien.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.