Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/11/2013 12:00:00 AM

¡El video de la chica en llamas es un montaje!

Un cómico de EE. UU. se burla del mundo con un video en el que se enciende la ropa de una joven.



Pero, ¿qué es lo que le pasa hoy al mundo de las comunicaciones? ¿Cuál es la obsesión de los portales en internet por sumar y sumar tráfico sin siquiera detenerse un segundo para evaluar con rigor las informaciones que suben a cada una de sus páginas? Estas son las preguntas que se hace el humorista Jimmy Kimmel, uno de los más ácidos e inteligentes de Estados Unidos.

Al cuestionar a las nuevas tecnologías, el cómico decidió tenderles una trampa. Subió a la red un video que en cuestión de segundos recogieron los medios más serios del planeta y lo convirtieron en un fenómeno universal. Ahora él se ríe de ellos.

La historia la cuenta en su edición de este miércoles el diario El País. Millones de cibernautas recibieron, el fin de semana, un vídeo cuya duración era de 37 segundos y con la temática más candente -el twerking, ese hipnótico baile que Miley Cyrus puso de moda en la entrega de premios de la MTV consistente en mover las caderas, el trasero y con un catastrófico resultado-.

En las imágenes aparece una chica, identificada como Caitlin Heller y vestida como si acabara de llegar de yoga, enciende una cámara en la soledad de su salón y practica el twerking con tal emoción que termina de cabeza apoyada contra la puerta. En ese momento, alguien intenta entrar en el salón, ella pierde el equilibrio, cae sobre una mesa llena de velas y termina con las piernas en llamas.

Horas después, el vídeo era el fenómeno viral de turno. Tenía casi 10 millones de visitas en YouTube y había sido recogido en muchas páginas de medios online. Su presencia en las televisiones estadounidenses (con referentes para según qué públicos como CNN, FOX y MSNBC entre ellas) era contante.

Cincuenta horas después, se demostró que el accidente que había cautivado al mundo no solo había sido algo planificado, como gran parte de los accidentes que devienen en hits virales, sino que había sido la idea de uno de los provocadores más imbatibles de la televisión de EE. UU., Jimmy Kimmel.

El propio Kimmel mostró el lunes, en su show nocturno, que presenta desde hace una década, Jimmy Kimmel Live!, una versión ampliada del accidente de Caitlin Heller –cuyo nombre real es Daphne Avalon y se dedica a doblar a actores en escenas de acción– en la que se mostraba qué pasaba después de que se le incendiaran las piernas.

Kimmel entra en la habitación con un extintor, extingue el fuego y se dirige a la cámara con aire de satisfacción. “Para todos los genios de la red que sospechaban que el vídeo era falso: tienen razón, lo era”, dijo el cómico de 45 años en el programa. Mirando a Avalon, dijo: “Gracias por ayudarnos a engañar al mundo y, con suerte, poner fin a la moda del twerking de una vez por todas”.

“El vídeo era falso, pero eso no impidió que cientos de medios periodísticos lo mostraran”, comentó Kimmel en el programa. Seamos serios, dijo y luego sentenció: “Menos mal que no está pasando nada en Siria estos días”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.