Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/3/1992 12:00:00 AM

LA BATALLA DEL FIN DE SIGLO

La televisión de alta definición plantea un enfrentamiento de tecnologías.

DESDE HACE UNOS AÑOS LOS TELEvidentes han oído la promesa de tener en sus hogares una pantalla con nitidez y calidad aún superiores al cine: la televisión de alta definición.
Ahora el mundo tecnológico se debate entre dos sistemas: el analógico, desarrollado hace dos décadas; y el digital, que estará disponible antes del año 2000. Mientras Japón ya inició sus transmisiones con el sistema analógico y la comunidad europea aún no decide por cuál optar, Estados Unidos parece inclinado hacia el sistema digital. Esto ha generado una verdadera guerra de tecnologías. Se trata de definir el sistema que dominará la próxima generación de medios de comunicación. Lo que está en juego es el futuro de la industria de productos electrónicos de consumo masivo, un mercado que puede representar 100 mil millones de dólares anuales por lo menos durante los siguientes 15 años.
En el campo de batalla se encuentran los partidarios de un sistema ya probado -el analógico- y los de otro que ofrece mejores perspectivas para el futuro -el digital-. Pero también entran en juego los intereses de los fabricantes y de las grandes cadenas de televisión. Desde 1964 los japoneses están tratando de comercializar la televisión de alta definición (TVAD).
Luego de cinco años de demostraciones, finalmente el mes pasado, iniciaron transmisiones durante ocho horas diarias con un sistema analógico llamado MUSE. Europa también ha puesto su prioridad en la TVAD y en la última década un sistema de transmisión vía satélite basado en la tecnología analógica, denominado MAC, fue desarrollado por Philips Electronics de Holanda y Thomson de Francia, firmas que esperan exhibir su tecnología en la vitrina de los Juegos Olímpicos de Barcelona este año. Sin embargo, mientras los fabricantes consideran que la Comunidad Económica debería apoyar la norma analógica si quiere ir a la par del Japón en el campo tecnológico, las cadenas de televisión se han quejado ante el Parlamento Europeo Sor lo que consideran una presión para adoptar una norma que podría ser incompatible con los sistemas de transmisión japoneses y estadounidenses, y podría imponerles instalar nuevos sistemas de transmisión.
El último en entrar en esta competencia ha sido Estados Unidos, que manifiesta una abierta preferencia hacia el sistema digital.
Hace tres semanas dos grandes compañías norteamericanas, fabricantes de receptores de televisión -la Zenith Electronics Corp. y la American Telephone and Telegraph Corp. -recibieron aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones para probar un sistema totalmente digital.
Este es sólo uno de los cuatro sistemas que entrarán a consideración de la FCC para definir en 1993, cuál sistema adoptarán los estadounidenses. De funcionar los ensayos -que se inician este mes- el sistema digital podría derrumbar las esperanzas de todos los sistemas analógicos propuestos hasta ahora. Por eso, para muchos, esta carrera por la televisión de alta definición podría demostrar que los últimos son los Primeros- La ventaja de la tecnología digital sobre la analógica es que promete señales libres de interferencia a una superficie geográfica muchísimo más amplia, mayores servicios y a un costo mucho menor. La gran diferencia radica en que el sistema analógico emplea impulsos eléctricos -señales en forma de ondas- mientras el digital utiliza la codificación binaria -uno o cero- . En términos prácticos esto también significa que un receptor de televisión diseñado para trabajar con el sistema analógico de alta definición no funciona con ningún otro sistema ni la señal puede ser captada por los aparatos convencionales; en cambio el código digital permitiría que pueda ser convertido fácilmente para que funcione con diferentes normas de televisión. El problema radica en que el concepto digital, que estaría disponible en diez años, dejaría obsoleta en poco tiempo la tecnología analógica que ya es una realidad.
Pero ¿qué es exactamente la televisión de alta definición? Para empezar es el primer sistema nuevo de transmisión en los 50 años que lleva la televisión y el origen de lo que serán los medios de comunicación del futuro.
Técnicamente significa transmitir y recibir cinco veces más información visual de lo que los consumidores ven hoy en sus pantallas. En otras palabras, si la TV actual produce la imagen en pantallas divididas por unas 525 líneas electrónicas, la TVAD la produce en unas 1.200 líneas, lo cual significa una resolución dos veces más nítida. Por ello, su mejor aprovechamiento está en pantallas gigantes -de 40 pulgadas o más-. Pero además de duplicar la resolución también ofrece sonido digital y excelente intensificación del color. Hay quienes afirman que entre la TVAD y la televisión actual hay una diferencia más dramática que entre una televisión en blanco y negro y una a color convencional.
Por ahora, sin embargo, la televisión de alta definición es una tecnología revolucionaria pero sin mercado.
Aunque los japoneses colocaron el año pasado los primeros aparatos en las vitrinas de los almacenes, con los precios actuales -30 mil dólares (lo que equivale a 20 millones de pesos)-, es un lujo que sólo pueden darse los magnates petroleros o los sultanes árabes. De hecho, sólo se han vendido unos 200 receptores.
Según los fabricantes, sus principales clientes han sido los museos. En el Museo Internacional de Tokio, los visitantes pueden apreciar, en monitores de 36 pulgadas, unas 200 obras de arte impresionista con una nitidez extraordinaria.
Hasta que su costo sea accesible al gran público, esta será una -tecnología para demostraciones, como una mirada al futuro. Esta previsto que el verdadero impacto de la televisión de alta definición sólo se sentirá a mediados de los 90. Se estima que en el año 2000, los equipos de alta definición representarán un tercio de todas las ventas globales de aparatos electrónicos. Aunque actualmente la mayoría de la industria electrónica se basa en tecnología analógica, todo está cambiando. De la misma forma que los discos compactos digitales están reemplazando a los analógicos de surcos, y que en ciudades como Los Angeles la gran cantidad de usuarios de teléfonos celulares analógicos ha obligado ya a pensar en el sistema digital, se prevé que en un futuro próximo toda la industria electrónica será digital. Esto quiere decir que teléfonos, computadores, televisores, radios videocaseteras y hasta el cine compartirán el mismo lenguaje.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.