Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/10/2011 12:00:00 AM

La biografía del cáncer

Un aclamado libro explica el origen, el estado actual y el futuro de uno de los males más temidos en este siglo. Asegura que así como la actitud negativa no causa los tumores, el optimismo tampoco los cura.

La idea de escribir un libro sobre el cáncer surgió cuando una paciente con un tumor abdominal reincidente le hizo a su médico tratante una sencilla pregunta: "Doctor, estoy dispuesta a seguir luchando, pero antes necesito saber quién es mi enemigo".

El médico de esta historia es Siddhartha Mukherjee, quien a pesar de ser graduado con honores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, ser profesor de la Universidad de Columbia y especialista en oncología de Columbia University Medical Center, no tenía una respuesta contundente ni encontró un libro que le ayudara a disipar sus dudas. "Cáncer no es solo una célula que se divide sin control. Es una enfermedad compleja que invade, coloniza otras partes del cuerpo, evade el sistema inmunológico. Muchos rasgos del mal todavía se desconocen", dice el experto.

Así nació El emperador de todos los males, publicado en noviembre de 2010 y ganador del Pulitzer a mejor libro de no ficción en 2011. También fue finalista del Premio National Books Critics Circle y está en la lista de los diez mejores del año del diario The New York Times. La semana pasada recibió el The Guardian First Book Award en Londres. Se trata de una biografía porque intenta entrar en la mente de esta enfermedad inmortal, entender su personalidad y desmitificar su comportamiento.

La primera gran revelación es que el cáncer no es una enfermedad moderna. Mukherjee encontró registros que datan del año 2500 a. C. Lo que sucede es que en otras épocas la gente se moría muy joven de males epidémicos como la plaga, el cólera o la fiebre tifoidea. Solo hasta ahora, cuando los individuos viven más gracias a los avances científicos, se ha puesto el foco en el cáncer, que es más propio de la vejez.

Además, como dijo el autor en una entrevista a la cadena radial estadounidense NPR, la incidencia del cáncer en el mundo ha aumentado porque la gente no se está muriendo del mal, sino que está viviendo con él de manera crónica.

La otra idea clave del libro es que el cáncer no es una sola enfermedad sino muchas. Y lo es porque las células de un tejido del cuerpo y de otro son diferentes. Por eso, esperar que aparezca una píldora mágica es una falacia. Cada cáncer es una enfermedad y amerita un tratamiento especial.

Pero tal vez el descubrimiento más importante al respecto ha sido la noción de que el cáncer consiste en versiones mutadas de un gen normal. "Eso fue como un baldado de agua fría para los biólogos oncólogos, pues todos esperaban que fuera un evento exógeno, algo que pudiera ser removido del ambiente, pero resultó que los genes del cáncer están dentro de nosotros esperando ser activados".

Dicho esto, Mukherjee no cree que el origen del cáncer sea el estrés o los pensamientos negativos, como muchos creen, aunque sí considera que el sistema inmune desempeña un papel en ciertos tipos de tumores. "Algunos cánceres como el linfoma se afectan más por un sistema inmune deprimido, pero el cáncer de seno no tiene nada que ver con el estrés", dijo el experto en entrevista con The Guardian.

Y así como una actitud negativa no produce el cáncer, la positiva tampoco lo cura, dice el autor. Es cierto que ser optimista ayuda a que la quimioterapia y la radioterapia sean más llevaderas, pero cree que esto no incide en el pronóstico. Aún más, considera que esa idea le hace mal a la gente que ya de por sí tiene un gran peso con ese diagnóstico y encima cree que tiene que sentirse optimista para curarse.

Sobre las curas con frutas y verduras, que muchos consideran regímenes alimenticios poderosos contra el cáncer, también se muestra escéptico. Explica que se trata de una enfermedad intermitente que a veces se detiene sin saber por qué. "Usted puede tener un cáncer crónico que se pone en remisión y la gente cree que es porque tomó jugo de manzana".

La solicitud que más le hacen a donde quiera que va es que dé cinco consejos para prevenir el cáncer. Él siempre contesta: "No fumar, no fumar, no fumar, no fumar y no fumar".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.