Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2005/04/03 00:00

La casa del mañana

Las viviendas del futuro no tendrán robots al estilo de 'Los supersónicos', pero sí sistemas de reconocimiento de voz y gestos, pantallas en las paredes y una red inteligente.

La casa del mañana

Hace 10 años Microsoft creó un proyecto para dar una visión de cómo la tecnología moldeará la vida en un par de años. Adecuó un área dentro del Centro de Información para Ejecutivos, en su campus de Redmond, estado de Washington. Allí se construyó un apartamento con sala, comedor, cocina y cuartos en donde funcionan prototipos que buscan mejorar la calidad de vida. La casa de Microsoft ha sido remodelada en dos ocasiones. Pero cada año la actualizan para que los visitantes puedan apreciar los últimos desarrollos tecnológicos. La más reciente reforma se llevó a cabo el pasado septiembre, con motivo de su décimo aniversario. Pam Heath, administradora de la casa y gerente del programa de estrategias y modelos de consumo, explica que lo que allí se ve no representa ningún plan hacia el futuro sino las ideas que ellos piensan van a tener un impacto social en algunos años. El grupo, bajo la dirección de Heath, está integrado por 10 personas, entre los que figuran un ex jugador de fútbol, un artista, un diseñador gráfico y un desarrollador de programas. Aunque ellos tienen intereses muy variados, comparten la misión de crear modelos de tecnologías de consumo que podrían lanzarse en cinco o seis años. "Creemos que estarán al alcance del bolsillo en el futuro", dice Heath. La idea esencial es usar estos productos para mejorar la vida, pero no para suplantar las experiencias importantes para el ser humano. "El consumidor debe ser siempre el centro", agrega. SEMANA estuvo en el lugar y, bajo la guía de Heath, esto fue lo que encontró.

1. Ábrete sésamo

Para entrar no se necesita una llave. Basta colocar la mano en uno de los páneles de la puerta. Gracias a la biométrica, un lector analiza las huellas dactilares y si coinciden con las de un miembro de la familia, la casa se abre.

Una pantalla de plasma se activa en la pared y allí aparece información sobre temperatura y luminosidad en el interior. También informa si hay o no mensajes e indica dónde están los demás integrantes de la familia. Como la casa reconoce a la persona que acaba de llegar, pone a sonar música que le gusta o sintoniza la frecuencia de la emisora que iba escuchando en el carro para que no pierda ni un minuto de su programa favorito.

2. Baja el telón

La dueña de casa se dirige a la sala. Con sistemas de reconocimiento de voz y micrófonos, ella solo tiene que decir 'televisión' y la casa se prepara para esa actividad: baja las cortinas, atenúa la luz y enciende la pantalla. Allí se observa una serie de opciones como juegos, música, películas, o algo menos divertido como las cuentas pendientes por pagar. Si escoge música, la pantalla le presenta opciones de discos que hay en la casa, ya sean archivados en formato mp3, en discos compactos o de estaciones de radio. En un futuro será posible tener asociaciones con emisoras y compañías de música. Un mensaje en la pantalla anuncia que la abuela está bien. Esto sucede gracias a que las dos casas, la de la hija y la de su madre, se comunican durante el día para informar sobre el estado de salud de sus dueños.

3. Una fábrica de repuestos

El control de la televisión está roto. La tapa que cubre las baterías se rompió y una cinta pegante es lo único que la sostiene. Desde el computador del estudio la persona busca en Internet el lugar donde hacen las partes de este producto. Descarga un archivo CAD e imprime el diseño. La impresora construye la parte defectuosa pues en lugar de tinta tiene polímeros y resinas que moldean la tapa con base en los planos.

4. El corcho digital

Es un panel redondo donde los miembros de la casa pegan fotos y notas con imanes. Pero esta cartelera es diferente pues está hecha de una tela inteligente cuya superficie es digital. Esto quiere decir que puede procesar la información hacia la red de la casa y hacia Internet, o viceversa. En la superficie aparecen la hora y la temperatura y las citas de quienes viven allí para ese día. Si se pone una invitación, el corcho lee el chip inteligente de la tarjeta y pregunta si desea asistir. Si la respuesta es afirmativa, lo agrega en la agenda y le sugiere a la señora conseguir una niñera para cuidar al hijo menor. Si se pone un magneto de promoción de Pizza Pit, por ejemplo, el corcho digital se conecta con la pizzería, que envía inmediatamente por la red las promociones del día. Esto sucede gracias a la tecnología Rdif (Radio Frecuency Identification).

5. Cocina fácil

Uno de los mayores dolores de cabeza de las amas de casa es decidir el menú del día con los alimentos que hay en la nevera. En la casa del futuro esto no será problema porque con la información de la nevera, que sabe cuántos alimentos hay, y los programas de recetas, la 'cocina' le puede decir qué puede preparar. Cuando la cocina pregunta si necesita ayuda y la persona contesta que sí, la receta se proyecta en un mesón desde arriba o la lee. La tecnología que lo hace posible se conoce como Oled (Organic Light Emiting Diodes), la cual permite producir imágenes de color en superficies planas. También hay micrófonos y parlantes instalados en el cielorraso.

a. El horno microondas tiene un lector de código de barras. Cuando lo escanea sabe de qué producto se trata y programa el tiempo exacto para calentarlo.

b. La nevera sabe qué alimentos guarda. Cuando se acaba la provisión de alguno se conecta con el supermercado y los ordena para que lo envíen a la casa, junto con la cuenta.

6. El comedor

Suena un celular en el comedor. Como la señora está ocupada, el computador del comedor lo contesta. En una pantalla aparece la imagen de un niño que deja un mensaje grabado en video. En el comedor Jesse, la hija, hace una tarea sobre el sistema solar con una tablet PC, un computador portátil que permite tomar notas y reproducirlas en un procesador de palabras. En Internet encuentra un sitio especializado en el tema y proyecta esa imagen en las pantallas del comedor para observar con más detalle cada planeta.

7. Espejito. espejito

Aunque no le dice quién es la más bella como en el cuento de hadas, el espejo del cuarto de Jesse le ayuda a lucir bien pues tiene una tecnología de reconocimiento de gestos para ayudarle a decidir qué ponerse. Cuando se coloca una prenda ante el espejo, éste la reconoce por medio de etiquetas Rfid y le presenta opciones para acompañarla con la ropa que hay en el clóset. El espejo sabe qué prenda está en la lavandería.

La joven asistió a un concierto recientemente. Las boletas traen un chip con información que ella saca a través de un lector de tarjetas ubicado en su cuarto, el cual le proyecta en la pared varias opciones: ver el video del artista o bajar una canción y escucharla.

8. Zona de juegos

Una pantalla ultradelgada de alta resolución y controles inalámbricos permiten vivir la experiencia de los juegos de comunidad, en los que interactúan varios jugadores. También permite que una persona vea un partido y se conecte con otros amigos en sus casas. Sus imágenes y comentarios se escuchan como si estuvieran presentes.

Si quiere contarle un cuento al niño de la casa puede hacer más realista la historia adecuando la luz y proyectando imágenes en las paredes de la habitación.

Hay una escultura que cuando se activa (generalmente cuando alguien se para frente a ella) permite ver fotografías del último viaje o un evento reciente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.