Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/10/20 01:30

El extraño caso del hombre al que resolver sudokus le provoca convulsiones

Luego de sufrir un accidente mientras esquiaba, hace cinco años, el joven no ha podido volver a resolver el crucigrama numérico.

El joven se sometió a estudios científicos para determinar cuál era su lesión. Foto: El País

La nieve bajo la que quedó sepultado, luego de sufrir un accidente mientras esquiaba en los Alpes Austríacos cuando tenía 25 años, dejó a este hombre sin poder respirar durante quince minutos. Afortunadamente se salvó, afortunadamente sigue vivo. Sin embargo, no salió completamente ileso de ese revés.

A pesar de que 15 minutos para una persona en un día normal suela ser poco tiempo, para él ese rato significó no volver a jugar sudoku. Sí, aunque suene jocoso, este joven no llena el crucigrama numérico desde hace cinco años pues cada vez que lo intenta inmediatamente pierde el control de su brazo izquierdo.

"Cuando hago un sudoku, me concentro en un punto concreto, sin dejar de escanear las opciones horizontal y vertical. Al hacerlo, mi mano izquierda termina desmadrándose. Comienza un temblor, sufro calambres en mi mano y se mueve sin control. Esta situación tiende a crecer y a terminar en un ataque, a menos que cierre los ojos", explicó el hombre, informó el diario El País de España.

Según el doctor que lo trató, Berend Feddersen, el caso de este joven es único. Por esta razón se publicó en una revista especializada. Los científicos le hicieron un seguimiento a su situación y pudieron determinar que él resuelve los sudokus desde “una perspectiva espacial, encendiendo la parte centro-parietal del hemisferio derecho del cerebro”, lo que significa que precisamente ahí, como lo indican los médicos, se activa su imaginación visual espacial y esta fue la que resultó lesionada, señalaron los estudios.

Esto fue ocasionado por el episodio de hipoxia cuando el cerebro del hombre quedó sin oxígeno en el accidente. Esos 15 minutos que parecen poco, para él significaron la afectación de una parte de su cerebro.

Según informó ese diario, a partir del momento del accidente el joven sufrió algunos episodios de contracciones involuntarias en sus músculos, pero se dio cuenta que algo grave pasaba cuando  tres semanas después intentó resolver un sudoku y perdió el control de su brazo. Desde ahí, siempre que intenta llenar el crucigrama numérico, le ocurre lo mismo.

Pero no todo es malo, gracias a su gusto por este pasatiempo, los médicos pudieron descubrir cuál era la lesión de este hombre. Además, por fortuna, él ya se conoce y sabe manejar sus crisis pues él afirma que cuando se presenta esa situación “cierro los ojos durante un segundo o dos y el ataque cesa".

Otra ventaja que tiene el joven es que esta situación solo se presenta en situaciones muy específicas, como la del sudoku, trabajar con tablas de Excel o leer partituras. Por lo tanto, en otro tipo de actividades, como manejar carro, no tiene ningún problema.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.