Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/29/1993 12:00:00 AM

La dieta del fumador

Ciertos alimentos pueden ayudar a los fumadores a reducir los riesgos de salud.

A PESAR DE LA contundente evidencia sobre los efectos nocivos del cigarrillo, y del ostracismo social al que han sido condenados los fumadores, muchos sencillamente no pueden o no quieren dejar el vicio. Para ellos, mas que un placer esta es una adicción cuyos beneficios inmediatos los llevan a poner en riesgo no solo su salud sino su vida. Por ello, algunos especialistas ademas de recalcar que la medida de protección mas efectiva es dejar de fumar, se han dado a la tarea de investigar algunas formas de combatir, al menos parcialmente, los destrozos causados por la nicotina en el organismo.
En los ultimos años se ha encontrado una creciente evidencia sobre el valor protector de una dieta rica en nutrientes y del ejercicio regular. Y hay razón para creer que con el consumo deciertos alimentos, tanto los fumadores activos como los pasivos pueden en algun grado aminorar esos nocivos efectos.
La mayor parte del daño causado por el humo del cigarrillo esta en lo que los bioquimicos llaman el daño oxidativo: un ataque a las membranas celulares, que por una reaccion quimica pueden ser convertidos en carcinogenos. Los especialistas sugieren que para contrarrestar en algo tales daños, los fumadores deberian tener una dieta rica en un grupo de nutrientes conocidos como antioxidantes. Estos pueden ayudar a prevenir el asentamiento del colesterol en las arterias coronarias y fortalecer las células para que puedan protegerse contra los agentes causantes del cáncer. Los mayores antioxidantes dietarios son las vitaminas C y E, asi como el betacaroteno y el selenio.
El hábito de fumar reduce considerablemente los suplementos de vitamina C en el organismo, lo cual hace necesario buscar en la dieta una fuente que proporcione suficientes reservas. La vitamina C y el betacaroteno (una previtamina que el organismo convierte en vitamina A) estan presentes en la mayoria de las frutas y vegetales. Una buena fuente son: el brocoli, el tomate, el melón, la zanahoria y todas las frutas cítricas. Los expertos tambien recomiendan a los fumadores considerar un suplemento diario, de 500 miligramos, de vitamina C, pero como una adición, no como un reemplazo de los alimentos ricos en vitaminas. El betacaroteno tambien esta disponible en los vegetales de hoja oscura como las espinacas y la mayoría de los vegetales amarillos como la auyama y la zanahoria, y en ciertas frutas como el melón y el mango. Un suplemento diario, de 25 miligramos, puede dar protección adicional.
Las propiedades antioxidantes del selenio han sido estudiadas tanto en animales de laboratorio como en humanos. Este elemento es necesario solamente en minimas cantidades (un exceso, por encima de los 150 microgramos al día, puede llegar a ser tóxico). Por eso no se aconseja obtenerlo de suplementos sino buscarlo en el consumo de la comida de mar los granos enteros, la pasta, el ajo y la leche. En cuanto a la vitamina E, se encuentra especialmente en los aceites vegetales y la margarina, productos que deben ser consumidos con cautela por quienes siguen dietas bajas en grasa. Otras fuentes son los cereales, los granos secos y los vegetales de hoja oscura. Para aumentar los efectos antioxidantes, se aconseja a los fumadores consumir un suplemento.
Un alimento que el fumador deberia incluir al menos dos veces por semana en su dieta es el pescado -especialmente truchas, salmón y sardinas- rico en acidos grasos omega-3, los cuales son otra buena fuente de nutrientes protectores. Desde hace cerca de una decada los investigadores han asociado las dietas ricas en acidos grasos omega-3 con un bajo riesgo de desarrollar enfermedad coronaria y sufrir ataques del corazón. Otras comidas que deben ser incluidas en una dieta que intente disminuir los riesgos de enfermedad cardiaca y cáncer son el ajo, las cebollas, los cereales y vegetales como coles, brócoli, coliflor. Igualmente, los alimentos ricos en calcio pueden ayudar a bajar los crecientes riesgos de osteoporosis entre los fumadores. Tambien es importante una dieta baja en grasas, ya que esta parece contribuir al desarrollo del cáncer y de la enfermedad coronaria. Por ultimo, los especialistas señalan los beneficios del ejercicio regular pues sus efectos antidepresores pueden ayudar a los fumadores a cortar con el hábito.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.