Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/13/2010 12:00:00 AM

La edad según el cinturón

Un reciente estudio estableció que la altura a la que se lleva la correa puede revelar más acerca de la edad de un hombre que incluso su rostro.

Para determinar la edad de un hombre, la mayoría mira la cara. Las patas de gallina alrededor de los ojos, la piel descolgada en el cuello y las canas son señales inequívocas del paso del tiempo. Pero ahora, un reciente estudio reveló que habría otra pista para hacer el mismo cálculo: mirar dónde se ponen ellos el cinturón.

La investigación hecha por Debenhams, un almacén por departamentos del Reino Unido, entre 1.000 de sus clientes hombres, encontró que a medida que pasan los años, van subiendo la posición de su cinturón. Han tenido casos de quienes llegan a usarlo a apenas 17 centímetros por debajo de las axilas y muy por encima de la línea natural de la cintura, que es la parte más estrecha entre el pecho y la cadera.

A esa altura lo usan los niños menores de 13 años cuando las mamás todavía pueden influir en su vestimenta. Pero el estudio encontró que esa posición cambia una vez los jóvenes entran en la adolescencia, cuando optan por bajar los pantalones incluso por debajo de la cadera, moda que imita a la de los raperos, y gracias a la cual hoy ellos dejan al descubierto sus bóxers y, a veces, hasta partes del trasero. "Es una señal de rebeldía", dicen los investigadores. Alrededor de los 27 años, cuando ingresan a la vida laboral, se casan y asumen más responsabilidades, el cinturón vuelve a subir unos dos centímetros más y se ubica otra vez en la cintura natural. Pero a partir de los 39 años, el cinturón nunca más volverá a estar en esa posición, sino que seguirá subiendo. Así, cuando tienen 45 años, calculan que asciende cinco centímetros por encima de esa línea natural. A los 57 años, va a 12 centímetros arriba y en adelante sigue aumentando más y más hasta llegar a lo máximo. "Así es como esta prenda se vuelve una metáfora en sus vidas", dice Paul Baldwin, director de ropa masculina de la tienda.

Hay una excepción a esta regla y son las personas que por cuestiones de edad empiezan a acumular grasa en esa zona y deben tomar la difícil decisión de si se amarran el cinturón por debajo de la barriga o usarlo por encima. Según el sondeo, la mayoría prefiere llevarlo por encima. Sólo el 20 por ciento de los hombres hace lo contrario, es decir, se pone la correa por debajo de la panza, con el inconveniente de no poder ver ni el cierre ni los botones de su pantalón.

Baldwin decidió hacer este estudio debido a que la posición de la cintura determina la manera como los sastres diseñan los pantalones de los hombres. Según él, en el almacén los vendedores sufren al tratar de convencer a sus clientes de que ellos sin darse cuenta están poniéndose los pantalones cada vez más arriba. "Piensan que son las piernas las que han crecido". Con los resultados esperan ayudar a los diseñadores y modistos para que esta prenda se ajuste mejor a todas las edades.

Algunos han criticado la interpretación de estos resultados y dicen que la fluctuación de la cintura depende de la moda y no de la edad, así como del tipo de cuerpo que un hombre tenga. Otros, como Shaun Cole, experto en moda del London College, dicen que los hombres con cuerpos atléticos tienen menos problemas que los más gorditos para determinar dónde queda la cintura. Por eso, a medida que pasan los años y aparece ese prominente abdomen, éstos tienen más dificultades para saber hasta dónde deben subirse los pantalones. En todo caso, el estudio hace una recomendación final y es que no importa si su pretina cada vez está más arriba, "nunca muestre sus medias ni su barriga".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.