Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/24/2015 10:00:00 PM

La fórmula para lograr el bienestar

Investigaciones revelan que el secreto para no engordar y dormir bien es comer solo en un periodo de 12 horas y no tomar alcohol antes de ir a la cama.

Dos estudios recientes demostraron que hay que ponerle horario a la comida para tener el metabolismo en forma. Es como si el cuerpo fuera un restaurante con un horario de atención muy concreto en el que después de ciertas horas ya no se permite comer ni beber. Si estuviera abierto las 24 horas para comer ocasionaría obesidad, diabetes y alteraría el ciclo del sueño, e impediría que el organismo descanse bien.

La primera investigación realizada por científicos del Instituto Salk para los Estudios Biológicos en San Diego, Estados Unidos, reveló que comer cualquier alimento dentro de un periodo de 8 a 12 horas al día permite mantener estables los niveles de colesterol, evitar la diabetes y prevenir la obesidad. El trabajo se hizo en 400 ratones que sometieron a varias dietas con diferentes restricciones de tiempo pero con la misma cantidad de calorías. La mitad debía consumir alimentos únicamente dentro del periodo establecido y los otros podían hacerlo cuando quisieran, aunque a todos se les permitió consumir a placer lo que desearan los fines de semana. Esto último no afectó el resultado final del experimento que mostró que el grupo con menos peso y niveles de grasa fue el que tuvo restricciones de horario para comer.

El estudio, que apareció en la revista Cell Metabolism, confirma la importancia de respetar el reloj biológico del cuerpo, pues el organismo necesita periodos de ayuno, así como momentos para alimentarse y para descansar. “Las horas de las comidas tienen mayor efecto sobre los ritmos circadianos que los ciclos de luz y oscuridad”, señaló Satchidananda Panda, profesor asociado del Instituto Salk y autor principal del estudio. En efecto, si no se respetan estos ciclos la función de muchos genes asociados al metabolismo se ve afectada. Por eso es importante tener un horario fijo para comer y dormir pues “favorece una buena asimilación de los nutrientes y mantiene a la persona en un estado nutricional óptimo y muy bien de salud”, dijo a SEMANA Alicia Cleves, directora del Centro de Nutrición y Medicina Integral.

La restricción aplica para los alimentos sólidos y para las bebidas, especialmente el alcohol. Muchos todavía creen que tomar un trago antes de irse a la cama ayuda a inducir el sueño. Pero un estudio hecho por un grupo de investigadores de la Universidad de Melbourne, Australia, encontró que si bien un trago adormece y relaja, más tarde impide que el cuerpo descanse. Los investigadores analizaron electroencefalogramas realizados a una veintena de jóvenes entre los 18 y 21 años. Durante varias noches le dieron a la mitad de ellos vodka con jugo de naranja, mientras que al resto le ofrecieron un placebo.

Al analizar la actividad cerebral de los participantes mientras dormían, los expertos observaron al principio un incremento en la potencia de las ondas delta, relacionadas con las fases más profundas del sueño y esenciales para un buen descanso, pero también detectaron un aumento de la actividad alfa frontal, asociada con las perturbaciones del sueño. Esta combinación reduce la actividad reparadora que ocurre durante las primeras dos horas de sueño. Dichos patrones resultaron parecidos a la actividad nocturna de quien duerme con un dolor crónico o quien recibe  choques eléctricos. Al siguiente día “se presentan modorra, dolores de cabeza, irritabilidad y en general una sensación de no haber descansado bien. También afecta el aprendizaje y la memoria”, afirma Christian Nicholas, coautor del trabajo publicado en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research.

Los expertos afirman que tomar un trago antes de dormir no debe ser un tratamiento para el insomnio. De igual forma, es clave que cada persona calcule las 12 horas de dieta a partir de la hora en que se desayunó para no consumir más alimentos una vez haya terminado ese periodo. Eso garantizará un peso estable y un descanso plácido.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.