Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2015/08/08 22:00

La guerra fría de los sexos

Acaba de conocerse la razón por la cual las mujeres lucen muy abrigadas en sus puestos de trabajo.

Según un estudio hecho por la Universidad de Maastricht en Holanda, esto se debe a que en las oficinas modernas la temperatura del aire acondicionado está determinada según el perfil de un hombre de 40 años en estado de reposo, cuyo ritmo metabólico va 30 por ciento más rápido que el de ellas. Así, mientras ellos están en un ambiente confortable, ellas tienen que ajustar su termostato con sacos y chaquetas para estar cuatro grados más calientes. La investigación ha generado quejas de las feministas, quienes confirman con este reporte que no solo se les discrimina para ascender en las compañías y tener mejores salarios, sino también en temas tan superficiales como la temperatura en el trabajo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.