04 diciembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

La irreemplazable seguridad del viejo casete

BBC

TECNOLOGÍAEl término no figura en algunos diccionarios, pero la policía británica todavía usa casetes de audio para grabar declaraciones. No es sólo el rezago tecnológico lo que los convierte en voraces compradores de estas cintas.

La irreemplazable seguridad del viejo casete. El diccionario inglés de Oxford quitó el término "cinta de casete" en 2011.

El diccionario inglés de Oxford quitó el término "cinta de casete" en 2011.

Mientras para muchas personas evocan memorias de su adolescencia, cuando grababan música variada, para los policías británicos los casetes siguen siendo el principal formato para grabar las declaraciones.
 
Una entrevista resulta en la producción de una cinta máster, de la cual se envían
copias como pruebas para los tribunales o material para la defensa.

Actualmente existen 43 fuerzas policiales en Inglaterra y Gales, y según el cálculo para 2011 de la Agencia Nacional de Mejoramiento Policial, cada una usa más de 200.000 cintas al año.

En 1991, justo el año en el que se inventó el formato MP3, las cintas se convirtieron en una "práctica policial estándar", aunque se usaban ya desde 1988.

¿Por qué casetes?
 
Mientras algunos servicios policiales están dando los primeros pasos para manejar sistemas digitales de grabación, el 90% de las declaraciones realizadas en 2011 fueron grabadas en casetes.

"Aunque las cintas de casete siguen siendo usadas para almacenar la mayoría de las declaraciones, estamos moviéndonos hacia lo digital", dijo un vocero de la Policía Metropolitana de Londres.

"Algunas de nuestras celdas están equipadas con tecnología digital para grabar y, a la larga, se eliminarán los casetes".

Pese a que las estaciones policiales más nuevas están empezando a usar el CD y la grabación digital, pareciera que las cintas van a seguir siendo usadas en los próximos años.

Cuestión de confianza

Algunos policías creen que se debe mantener el principio de "si no está dañado, no lo arregles".

"No es que podamos ir a la tienda a elegir cualquier aparato de grabación para enchufar la memoria USB y grabar, pues no sería lo suficientemente seguro", expresó Neil Carlton, inspector de la Policía de Cumbria, en el noroeste de Inglaterra.

"Las cintas son un sistema muy simple, muy bueno. Se sella en presencia de la persona, quien lo firma junto a su abogado, si está presente. En el caso de que el sello haya sido abierto, resulta bastante obvio", afirmó Carlton.

El Ministerio del Interior de Reino Unido dice que el uso de grabadores no es ordenado por la autoridad central, lo cual significa que depende de cada departamento o comisaría decidir qué aparatos usan para grabar.

El Departamento de Policía de Cumbria anunció un plan para eliminar los casetes de los cuartos de entrevistas, pero el presupuesto de US$580,000 dificultó un poco la realización del plan, que se ha vuelto a postergar.
 
"Si las cintas se acabaran, tendríamos que cambiarlas, pero tenemos suerte y no hay apuro para nosotros", dijo Carlton.

"El costo es tan alto, que justo ahora no tenemos con qué cambiarlo".

"Si tuviéramos un montón de dinero, probablemente cambiaríamos a digital porque es más conveniente, pero no hay garantía de que será mas seguro, ya que si grabamos digitalmente tiene que existir un programa que proteja la grabación para hacerla segura".

Término obsoleto

La cinta, mostrada por primera vez por Philips en 1963 en la Feria Internacional de la Radiodifusión de Berlín, tiene más del doble de la edad de la Red Informática Mundial (World Wide Web), pero sólo es 17 años mayor que el disco compacto.

"Inicialmente no creo que Phillips se haya dado cuenta cuán versátil era su invento", señala Eric Mason, director de West Manufacturing Industry, que produce cintas al por mayor.

Mason cree que los casetes van a seguir en uso, debido a su versatilidad y rentabilidad.
"Si paras una declaración grabada en un casete, por ejemplo, para comenzar una breve discusión sin grabar, vuelve a comenzar donde se detuvo por última vez. Es increíblemente versátil. Con un CD no resulta tan sencillo", afirma Mason.

"Se puede trasladar fácilmente, se puede llevar a cualquier parte y reproducirla en cualquier parte del mundo con un magnetófono. Las nuevas tecnologías tienden a ser más caras y en muchos casos requieren de un software para poder usarlas".

Fuera de los usos prácticos de los casetes, en Reino Unido por lo menos, ya no existe como formato masivo para lanzamientos de música comercial.

Incluso, el diccionario de inglés Oxford conciso (Concise Oxford English Dictionary) eliminó el término "cinta de casete" en 2011.

Pero por lo menos el término aún sigue vivo en las salas de interrogaciones de la policía británica.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad