Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/06/27 00:00

La era de los 'nativos digitales'

Si bien la mayoría de los estudiantes tienen acceso a la tecnología, no todos lo hacen de la misma manera. Perfiles.

La era de los 'nativos digitales'

En materia de educación, los jóvenes de hoy cuentan con múltiples herramientas que van desde el ‘biblio-burro’, en apartadas zonas del Caribe, hasta las grandes bibliotecas digitales y la educación virtual.

Para conocer el fenómeno social y educativo que este salto significa, así como para poder adecuar los programas académicos, los investigadores definen tres generaciones que conviven en la sociedad actual.

Los ‘nativos digitales’ son los estudiantes y los menores de 30 años que han crecido en contacto con la tecnología y, por lo tanto, cuentan con habilidades innatas para aproximarse al lenguaje y entorno digitales. Según ciertos cálculos, dentro de 20 años este grupo podría constituir el 70 por ciento de la población mundial.
Los ‘inmigrantes digitales’ son las personas entre 35 y 55 años que se han adaptado a la tecnología, hablan su idioma pero mantienen ‘un cierto acento’.
Y los mayores de 55 años que, en su mayoría, se resisten a los cambios tecnológicos.

En Colombia, la investigadora Gloria Marciales, de la Universidad Javeriana, adelanta un trabajo con el fin de determinar los perfiles de los actuales estudiantes universitarios que ingresan a la institución con habilidades instrumentales evidentes, de acuerdo con el contexto familiar y escolar, lo cual influye en el acceso y uso de información.

Las conclusiones de este estudio, que se darán a conocer próximamente, permitieron, en primera instancia, describir tres perfiles:

EL RECOLECTOR. Es quien no planifica sus búsquedas en Internet, utiliza palabras clave que son ‘evidentes’ para iniciar la búsqueda y solo lo hace en Wikipedia. Cree que en Internet se encuentra todo; además, es fácil, gratis y rápido. Es el típico estudiante que recurre al copy-paste que, además, confunde la cantidad de nueva información con la calidad de la misma.

EL VERIFICADOR. Es el que busca en bases de datos y en Google, dependiendo del tiempo, y verifica la relación entre los textos del catálogo de la biblioteca y los textos de Internet. Busca páginas con evidencias y perspectivas diferentes. Los verificadores reconocen que los libros son una fuente útil y que lo más importante es confirmar la calidad de las fuentes.

EL REFLEXIVO. Se formula preguntas propias antes de iniciar la búsqueda de información en páginas ‘seguras’, y las analiza. Ellos creen que el uso de Internet, como fuente fundamental, depende de la disponibilidad de tiempo, y que la información correcta es la que tiene reconocimiento por alguna comunidad científica.
 
*Gerente de tesdsdfsdia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.