Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/4/1995 12:00:00 AM

LA NIÑA QUE LLEGO DEL FRIO

Antropólogos encuentran en Perú a una joven inca congelada hace 500 años.

CINCO SIGLOS después, las huellas de la civilización inca afloran en la nieve de los Andes. Los restos de una mujer, aparentemente sacrificada a los dioses incas hace 500 años, fueron encontrados recientemente en una cumbre del Perú. El anuncio, que ocupó las primeras páginas de la prensa mundial, fue hecho por el arqueólogo estadounidense Johan Reinhard. El cuerpo congelado de la mujer estaba cubierto cuidadosamente con un delicado manto de lana y llevaba un elaborado tocado de plumas. A su alrededor había objetos de cerámica, estatuillas y ornamentos de culto.
A partir de este descubrimiento -que se suma al de los cuerpos de un hombre y otra mujer en el Monte Amapato, al sur de Perú- los científicos esperan conocer más sobre la vida del imperio que a principios del siglo XVI comprendía gran parte de los Andes y la costa oeste de América del Sur. Reinhard, de 51 años, experto en antropología cultural, trabaja con el Museo de Historia Natural de Chicago y ha escalado docenas de veces los picos andinos en los últimos 15 años. El hallazgo es el resultado de su obsesión por la cultura inca y de la erupción hace dos años de un volcán del Monte Amapato que derritió la nieve y dejó prácticamente al descubierto el cuerpo que por cinco siglos se conservó entre el hielo, en una zona a 6.500 metros de altura, donde hace poco fué descubierta una plataforma de sacrificios rituales de la cultura prehispanica.
La niña, que Reinhard y su guía peruano Miguel Zárate bautizaron con el nombre de 'Juanita' -debía tener de 12 a 14 años al morir-, estaba rodeada de objetos de culto, por lo que se presume fue sacrificada a los dioses de la montaña. El cuerpo en posición fetal, estaba envuelto en tejidos de lana que los bioantropólogos estudian ahora, ya que estos eran utilizados por los incas para indicar la clase social, el estado civil o la importancia de una persona. Según Reinhard, la niña lucía una "expresión placentera" que sugiere que ella fue drogada y enterrada viva.
Este es el décimo sacrificio humano descubierto en las cumbres andinas pero hasta ahora es el primer cuerpo que se ha encontrado congelado lo cual permitió que sus tejidos y fluidos corporales se conservaran prácticamente intactos. Las tres momias que han sido encontradas se encuentran en la Universidad Católica de Arequipa, hasta donde han llegado antropólogos de todo el mundo. Los científicos esperan poder hacer pruebas de ADN a 'Juanita' para saber qué virus afectaban a los pobladores de la zona hace cinco siglos y también analizarla para poder establecer cuáles habitantes actuales del antiguo imperio están más cercanamente relacionados con los incas. Pero la gran importancia de este descubrimiento radica en que, hasta donde los arqueólogos saben, los incas no dejaron descripciones de sus ceremonias, pues lo que se conoce está basado en relatos de los conquistadores. Ahora 'Juanita' parece haber dado las pistas acerca de los rituales y sacrificios humanos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.