Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/11/2011 12:00:00 AM

La nueva ola

Todo el mundo está hablando de la nube digital. ¿De qué se trata? SEMANA habló con expertos para que explicaran el fenómeno.

El anuncio de Apple la semana pasada sobre iCloud, un conjunto de aplicaciones para manejar de manera más eficiente la información que el usuario guarda en cualquier dispostivo, como teléfonos inteligentes y computador personal, puso a todos a hablar de la computación en la nube digital, que consiste en utilizar Internet para acceder a aplicaciones y datos. Con iCloud queda claro que la compañía también le apuesta a esta tendencia que ya abrazaron gigantes como Amazon y Google. Además de esto, Microsoft lanzó el Office 36,5 al que se accede solo por Internet. Todo esto significa que la nube va en serio y que sí hay una revolución en marcha, al punto que el mismo Jobs ese día degradó de categoría al PC, que había sido el centro de la vida de las personas en los últimos 15 años, y lo ubicó en el mismo nivel de otros dispositivos como el teléfono o las tabletas. Ahora el centro de la actividad tecnológica será la nube digital. Como el tema para muchos aún es difícil de digerir, SEMANA habló con expertos para desmenuzarlo.

¿Qué es?

Muchos quedaron literalmente en las nubes con este nuevo término. Y como lo dijo Steve Jobs el lunes pasado, no se trata de un disco duro en el cielo, sino de una serie de servidores en la tierra que tienen capacidad para guardar información ilimitada. Dos de los pioneros de este concepto han sido Amazon y Google, compañías que cuando notaron que tenían espacio libre en estas grandes bases de datos para almacenamiento y cómputo vieron la oportunidad para un nuevo modelo de negocio. Este consiste en arrendar a otros ese espacio libre para que guarden allí su información y puedan acceder a esos datos a través de Internet, todo por una tarifa mensual o anual. "La nube sería Internet, pues es el medio para acceder, desde cualquier dispositivo y en cualquier parte del planeta, a los programas y datos que necesito usar y que ya no van a estar instalados en mi computador", dice Alejandro González, experto en tecnología.

¿Cómo funciona?

Sus datos, ya sean fotos, documentos o videos, siempre se han almacenado en su PC. Para poder trabajar en ellos, usted necesita programas que se compran, se instalan y se deben actualizar constantemente. Si la información es muy valiosa, usted debe tener copias en otros medios como CD, discos duros, etcétera. Si quiere trabajar en la casa un documento que escribió en la oficina, debe mandarlo por correo electrónico o guardarlo en una unidad USB. Así funciona hoy. En el esquema de la nube, usted no tiene que hacer nada de esto. Su información se almacena en servidores externos y usted accede a ella a través de Internet. Las aplicaciones están en la red, por lo cual ya no hay que comprarlas, ni instalarlas, ni actualizarlas porque de eso se encarga el proveedor del servicio. La gente accede a todo esto con un nombre y una contraseña, como hoy sucede con los servicios de correo electrónico, y la gracia es que esto se podrá hacer desde cualquier dispositivo. Lo único que deberá preocuparle es pagar la cuenta, que será similar a la de cualquier otro servicio público.

¿Ya hay ejemplos?

Sí, y probablemente usted se ha beneficiado de ellos. Facebook hace parte de la nube. Su perfil en esta red social, con sus fotos y videos, está almacenado en esos servidores, no en su computador. De modo que usted puede llegar a esa información en cualquier lugar del mundo. Flickr, el sitio especializado para almacenar videos y fotos, también es un ejemplo de cómo se trabaja en la nube. Dropbox o YouSendIt son herramientas para subir archivos por la red para que usted los tome cuando desee. En 2005, Google presentó Googledocs, una serie de aplicaciones que incluye procesador de palabras, hoja de cálculo y correo electrónico que permite trabajar en la red y guardar el fruto de ese trabajo en la nube.

¿Por qué es una revolución?

Sin duda es un cambio de paradigma. Como lo dice Jobs, el computador de escritorio ya no será el banco de su información, sino que el eje central será lo que almacene en la nube digital. En la vida práctica, este modelo permitirá a las personas viajar más livianas, tal vez con una tableta que les permita una conexión a Internet para poder acceder a sus programas y a sus documentos en la red. La información será ubicua. Según Florencia Sabatini, de Google, el modelo también permitirá más colaboración entre los trabajadores, que ahora compartirán y trabajarán en grupo en documentos en la red, y esto redundará en más innovación. También habrá nuevos modelos de negocios para la música. Desde ya se habla de poder escuchar las canciones que el usuario quiera desde la nube, como si fuera una emisora hecha a su medida. Las empresas que antes vendían software también tendrán que cambiar su modelo de negocio, "pues ya no tendrán que vender productos, sino arrendar estos servicios", señala David Cifuentes, de Eforces.

¿Habrá tormentas?

Una de las preocupaciones más grandes es la seguridad: que los datos no se pierdan y que extraños no tengan acceso a ellos. Es un tema válido porque la gente siempre ha guardado la información digital en medios sobre los cuales tiene control y se le está pidiendo que los confíe a terceros. Pero lo cierto es que "la información que uno tiene en el computador no está más segura que en la red", dice Víctor Solano, de Intacto. Explica que puede ser tan fácil para los hackers violar la seguridad de la red de su empresa como la de una compañía que ofrece servicios en la nube digital. Los proveedores de este servicio, además, son expertos en el tema y consideran que guardar la información en la nube es más seguro que tenerla en el computador personal. "Si este se extravía o se lo roban, la persona pierde todo", dice Sabatini. Para ella, esto no es diferente a poner la plata en un banco en lugar de tenerla debajo del colchón. Pero si alguien pierde su contraseña o la deja a la vista de otros, "eso sí sería problemático".

¿Colombia está lista?

Aún no, pero se progresa todos los días. Para que el modelo de la nube madure, la seguridad debe ser un tema importante para darles confianza a los usuarios. Otro desafío es aumentar la capacidad de ancho de banda para que la conexión sea rápida. También se debe pensar en proveer servicios de wi-fi para asegurar que la gente tenga acceso a Internet desde cualquier lugar de la ciudad. La telefonía móvil debe ofrecer planes más económicos a sus usuarios. Se calcula que para 2015, el 75 por ciento de las cien empresas de Fortune tendrán algún servicio en la nube digital.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.