14 noviembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

La OMS celebra el Día Internacional de la Diabetes

Por Luisa Ramírez, Colaboradora de Semana.com

SALUDLa Federación Internacional de Diabetes estima que entre el 9 y el 12 por ciento de la población colombiana sufre de diabetes, es decir que por lo menos cuatro millones, el problema es que la mitad aún no lo sabe.

La OMS celebra el Día Internacional de la Diabetes.

Foto: Archivo SEMANA

El día mundial de la diabetes se celebra este miércoles 14 de noviembre en conmemoración del nacimiento de Frederick Banting quien, junto con Charles Best, descubrió la insulina en 1922, hormona que permite tratar a los diabéticos y salvarles la vida.

La Organización Mundial de la
Salud (OMS) estima que hay más de 347 millones de personas diabéticas en el mundo, cifra que de no haber intervención alguna se duplicará para el año 2030.

Al igual que otras enfermedades crónicas y silenciosas, del total de afectados por la diabetes solo la mitad de pacientes están diagnosticados y de ellos la mitad recibe atención médica. De estos últimos la mitad alcanza los objetivos del tratamiento.

¿Qué es la diabetes?

La insulina, hormona que es producida por el páncreas, se encarga de introducir el azúcar (glucosa) que se ingiere de la sangre a las células. La diabetes se origina cuando el páncreas deja de producirla.

Según la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) los niveles altos de azúcar en la sangre a largo plazo ocasionan daños en múltiples órganos como los nervios (disminución de la sensibilidad principalmente en la extremidades), los vasos sanguíneos, el corazón, el cerebro, los ojos (daño de la retina) y los riñones (insuficiencia renal).

Los dos tipos de diabetes más frecuentes son la tipo 1 y la tipo 2. La primera aparece en la infancia o en la adolescencia y no es prevenible. Requiere la administración de insulina desde su aparición ya que el páncreas deja de producirla tempranamente.

La diabetes tipo 2 comienza en la edad adulta y su principal causa es la obesidad ya que la insulina tiene un menor efecto en la grasa. Este tipo de diabetes es culpable del 90 por ciento de los casos en el mundo y los investigadores han notado que en los últimos 50 años tiene un inicio cada vez más temprano, entre los 20 y 40 años de edad según reportes del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán de México. Estas personas suelen tener familiares con diabetes, obesidad, sufren de la presión arterial y el colesterol o triglicéridos altos.
 
Ser latino aumenta el riesgo

Se estima que cerca del 80 por ciento de las muertes por diabetes suceden en países en desarrollo y según la Oficina de Salubridad de las Minorías de EE. UU. (OMH, por sus siglas en inglés), los latinos y afroamericanos que adoptan el estilo de vida de este país tienen un riesgo dos veces mayor de desarrollar la enfermedad y sus complicaciones.

Los cambios en el estilo de vida como la dieta, el ejercicio, (mínimo 50 minutos, tres veces por semana), evitar la obesidad y el cigarrillo, pueden reducir el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 a la mitad según lo reportó un estudio de 2009 que evaluó las medidas necesarias para disminuir la glucosa en la sangre.

Los síntomas de la diabetes

Esta enfermedad frecuentemente se presenta con un aumento excesivo de las ganas de orinar, pérdida anormal de peso y hambre y sed excesivas. Otros indicios que pueden estar presentes durante el curso de la diabetes son la visión borrosa, infecciones vaginales recurrentes y fatiga crónica. Sin embargo, casi la mitad de los pacientes no presentan síntomas durante los primeros años y suelen ser diagnosticados con exámenes de rutina.

Consecuencias de la diabetes

En las personas con diabetes la mortalidad es al menos dos veces mayor que en la población general.

Según la OMS el 50 por ciento de los pacientes diabéticos mueren de alguna complicación cardiovascular (principalmente cardíaca o cerebral). Por otro lado, el daño de los nervios en las extremidades combinado con la disminución del flujo sanguíneo a estas incrementa el riesgo de úlceras y, en última instancia, de amputación.

La retinopatía diabética es una causa importante de ceguera por el daño de los pequeños vasos sanguíneos de la retina con el paso de los años. A los 15 años del diagnóstico, cerca del dos por ciento de los pacientes están ciegos y el 10 por ciento tienen un deterioro grave de la visión.

Del 10 al 20 por ciento de los pacientes diabéticos mueren por insuficiencia renal. La diabetes es una de las principales causas de esta complicación.

Mitos sobre la diabetes

“Tengo principios de diabetes”

Una persona tiene o no tiene diabetes. En quienes la enfermedad se detecta tempranamente puede iniciarse un régimen que consista en cambios en el estilo de vida (ejercicio y dieta), sin embargo, estos pacientes deben someterse a los mismos controles periódicos que aquellos que reciben medicamentos.

“La insulina da ceguera”

La diabetes es una enfermedad progresiva y con el pasar del tiempo el cuerpo produce menos insulina. Por lo general la inclusión de esta hormona en el tratamiento de un paciente diabético implica que su enfermedad no puede ser controlada con dieta y medicamentos orales. Algunos especialistas opinan que esta creencia viene de que, debido a que en nuestro medio el diagnóstico de esta enfermedad suele ser tardío, el inicio de la insulina coincide con algunas de las complicaciones de la enfermedad, entre ellas la ceguera.

“Adiós al dulce”

Casi todo lo que comemos se convierte en glucosa ya que esta es una fuente de energía. La Asociación Americana de Diabetes (ADA) indica que una dieta balanceada que se combine con un régimen de ejercicio apropiado es indispensable para mantener unas cifras de glucosa en la sangre óptimas. Es más, en los últimos años se han desarrollado “bombas” de insulina que permiten la liberación de la hormona ya sea por horarios o según la cantidad de azúcar ingerida por el paciente.

“Comer dulce da diabetes”

La diabetes tipo 1 es la combinación de factores genéticos con un desencadenante que aún no se ha esclarecido. La diabetes tipo 2, por otro lado, es la combinación factores hereditarios y ambientales. Aunque una dieta poco saludable y la obesidad predisponen a sufrir la enfermedad, no todos los obesos son diabéticos y algunos diabéticos tipo 2 tienen un peso normal.

“Todos los diabéticos se quedan ciegos”

Aunque la diabetes es una de las principales causas de ceguera en el mundo, hay algunas medidas que se pueden tomar para disminuir el riesgo de padecer esta complicación:

- Controlar los niveles de azúcar, presión arterial, colesterol y triglicéridos en la sangre.

- Mantenerse activo: ejercitarse o caminar a paso rápido al menos tres veces a la semana por mínimo 50 minutos.

- Mantener un peso ideal.

- No fumar: el cigarrillo daña los vasos sanguíneos y aumenta el riesgo de complicaciones cardiovasculares.

“Los diabéticos no deben practicar deportes”

Todo lo contrario. El ejercicio disminuye los niveles de grasa corporal, de colesterol, triglicéridos, fortalece el corazón y mejora las cifras de presión arterial. Entre las rutinas que se pueden emplear también se encuentran realizar tareas caseras, subir escaleras a paso rápido, caminar o trotar.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad