Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/03/26 00:00

La píldora anticonceptiva para ellos

Un grupo de científicos estadounidenses afirma que está cerca de desarrollar una pastilla anticonceptiva para hombres, que podría convertirse en una alternativa de planificación familiar.

La píldora anticonceptiva para hombres podría mejorar la vida de mujeres que no pueden consumir pastillas por desequilibrios hormonales y otras anomalías. Foto: Ingimage

Durante años, varios científicos intentaron crear una píldora anticonceptiva para hombres, que funcionara de la misma forma que las tradicionales pastillas que consumen las mujeres para planificar. Pero ningún intento fue exitoso por sus efectos secundarios y por la complejidad del sistema reproductor masculino, que no resulta tan propicio para este tipo de tratamiento. Los varones son fértiles todo el tiempo y producen unos 20 millones de espermatozoides por cada mililitro de semen, mientras que las mujeres tienen ciclos hormonales más predecibles y manejables. Sin embargo, recientemente, un grupo de investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Minnesota, Estados Unidos, reveló que está cerca de desarrollar un anticonceptivo oral masculino, que no provocaría efectos adversos en los consumidores.

Se trata de un fármaco que los científicos están desarrollando con base en el hallazgo de la enzima ESP1, situada en la cabeza de los espermatozoides, cumple un rol clave al momento de fecundar el óvulo. Esta enzima fue descubierta por un grupo de expertos de la Universidad de Virginia, que revelaron que durante el proceso de fecundación varias proteínas que contienen los espermatozoides se liberan cuando penetran el óvulo. Sin embargo, la ESP1 se mantiene intacta. El hallazgo, portada de la revista Biology of Reproduction en 2015, no solo permite “entender a nivel molecular exactamente cómo el espermatozoide es capaz de unirse y fecundar el óvulo. También permitiría identificar las moléculas que pueden interrumpir o bloquear el proceso de fertilización”, afirma John Herr, profesor de biología celular que lideró la investigación.

Los expertos de la Universidad de Minnesota dicen que el proceso molecular descubierto por Herr y su equipo es la vía ideal para desarrollar una píldora anticonceptiva masculina. En los anteriores intentos, otros científicos estudiaron la posibilidad de inyectar dosis de testosterona para bloquear la producción de esperma temporalmente. Sin embargo, dicho método, además de funcionar únicamente mediante una inyección, no era lo suficientemente eficaz, pues “actuaba en menos de 20 por ciento de los casos y adicionalmente generaba efectos secundarios como pérdida de peso y una disminución de los niveles del colesterol bueno”, sostiene Jillian Kyzer, una de las investigadoras de la Universidad de Minnesota que trabaja en el proyecto. Igualmente, la aplicación de testosterona puede tener efectos colaterales que van desde cambios del estado de ánimo hasta daños en la piel e, inclusive, incidencia de cáncer de próstata y otros tumores.

Por esa razón, Gunda Georg, líder del grupo de investigación, afirma que es fundamental que este método anticonceptivo sea soluble, es decir, que pueda ser consumido por vía oral. Asimismo, debe funcionar con rapidez y no disminuir la libido, y sus efectos deben ser reversibles, sin afectar a largo plazo la producción natural de espermatozoides. “De esa manera será más seguro y les permitirá a los hombres convertirse en padres cuando lo deseen”, dice.

Georg afirma que va por buen camino, pero que todavía le falta tiempo para desarrollar la píldora masculina. Sin embargo, si logran cumplir los requisitos deseados, la pastilla se convertirá en un método alternativo distinto al condón y la vasectomía para que los hombres planifiquen y disfruten de una vida sexual plena. Además, les cambiarán la vida a muchas mujeres que no pueden consumir pastillas por problemas de presión arterial, enfermedades cardiacas o desequilibrios hormonales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.