Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/1/2016 5:15:00 PM

“La pornografía infantil se ha tomado la ‘red oscura’”

82 % de las visitas en esta red anónima son a páginas de pornografía infantil. Hablamos con el experto en la materia Eric Jardine, quien estará en el país conversando sobre el tema.

El internet que todos usamos a diario representa apenas una leve capa en el mundo cibernético. Debajo de esa red existe un universo paralelo. Allí, en la llamada red profunda (deep web y dark web), se pueden encontrar armas, pornografía, drogas y miles de documentos confidenciales, entre muchas otras cosas, de manera anónima.

El proceso para sumergirse en esta fosa es sencillo. Hay que conectarse a través de la red TOR (The Onion Router) –un programa desarrollado en 1996 por la Armada de Estados Unidos para proteger sus comunicaciones– que se descarga en minutos. En pocas palabras, lo que permite este sistema es que cuando el usuario navega con TOR, los datos, en vez de tomar el camino más directo, circulan aleatoriamente por cientos de servidores repartidos en decenas de países, lo que hace prácticamente imposible identificarlos.

Naturalmente, bajo el anonimato las conductas oscuras y perversas proliferan. Entre ellas, las relacionadas con pornografía infantil son las que más preocupan a las autoridades, a los padres y a los propios niños en este momento. Se calcula que más del 80 % de las visitas en esa red son a páginas con contenidos de este tipo.

El próximo 3 de febrero estará en Colombia el canadiense Eric Jardine, el experto en la materia, para hablar de prevención de contenidos de pornografía infantil en internet. El evento se realizará en el marco del ‘IV Encuentro Internacional Conectados para Protegerlos’, organizado por la red PaPaz, que hace parte de Te protejo.

Jardine es investigador en el Programa de Seguridad y Política Mundial en el Centre for International Governance Innovation (CIGI por sus siglas en inglés). También es parte de la Secretaría de la Comisión Mundial de Gobernanza de Internet (GCIG por sus siglas en inglés) y ha escrito sobre las tendencias reales en materia de delito cibernético, la contención en el gobierno de Internet y los usos y abusos de la Deep Web. Hablamos con él y sobre este misterioso y poderoso mundo.

Semana.com: Usted es filósofo de profesión. ¿Cómo llega a convertirse en un experto de la deep web (red profunda)?

Eric Jardine: En mi caso tuvo que ver con el lado social que hay en esto. La deep web es básicamente una plataforma tecnológica sobre la que hay una dinámica social dividida. El lado criminal es solo una cara de la moneda.

Semana.com: ¿Cómo funciona la deep web?

E. J.: Tiene varias manifestaciones que no se pueden meter en el mismo paquete. La mayor parte se encuentra en lo que se denomina red TOR (The onion router).

Yo lo explico así, hay tres niveles: el primero es el que todos conocemos, donde está Google, Yahoo y demás motores de búsqueda. Debajo está la deep web, que es 500 más grande que la ‘red superficial’, aquí está todo lo relacionado con paywalls (muros virtuales de pagos). Y finalmente está la dark web, donde todo es hecho de forma anónima. Existen entre 30.000 y 80.000 páginas en TOR.

Semana.com: ¿Cómo nace la ‘red profunda‘?

E. J.: Como decía antes, el concepto clave aquí es TOR, que viene de las siglas de ‘The Onion Router’ (en español algo así como ‘el enrutamiento de cebolla’). El gobierno norteamericano creó esta red y aún financia su funcionamiento en gran parte. Esto es una red en la que la identidad de los destinatarios y los receptores de los mensajes se mantiene desconocida. Inicialmente fue creada para proteger las comunicaciones de la Armada norteamericana, pero ahora es un universo donde practicamente todo el mundo puede ingresar. 

Semana.com: ¿Qué se puede encontrar allí?

E. J.: Juegos de apuestas, chats, venta de armas, droga, documentos, películas, libros, muchas cosas. Pero también páginas de denuncia, donde se encuentran documentos confidenciales, información. Hay algunas páginas manejadas por medios de comunicación. Hay una amplia variedad de contenidos, pero actualmente hay un foco preocupante: 82 % de las visitas en la dark web son a páginas relacionadas con pornografía infantil, aunque estas apenas representen apenas un 2 % de la totalidad de las páginas que hay en TOR. Practicamente se ha tomado la dark web

Semana.com: ¿Cómo se debe enfrentar esta situación? 

E. J.: Al menos en términos de tráfico, hay mucha cantidad de contenidos y eso es preocupante. El problema está siendo enfrentado de dos maneras. Primero, con lo que yo llamo empowerment programs, esto tiene que ver más con capacitar e informar a los niños sobre cómo usar internet. Por ejemplo, saber cuidar sus contraseñas, saber con quién y cómo comunicarse y cómo no hacerlo, entre otras cosas. Brevemente, en decirles: ‘Lo que no harías en el mundo real, tampoco lo deberías hacer en el mundo virtual’, por ejemplo hablarles a extraños en un sitio de juegos.

Segundo, es la protección a los jóvenes desde el punto de vista legal. Aquí la clave es tener poderes de investigación, aplicación de la ley y castigo. Hay diversas estrategias, desde indexar las páginas de la dark web para identificar desde dónde se cometen los delitos hasta tener agentes encubiertos, porque a veces es más fácil llegar a los criminales poniendose de su lado. 

Hay muchas personas dedicadas a estos delitos, por eso queremos transmitir una señal de advertencia. Y para prevenirlo se requiere una combinación de esfuerzos. Los padres deben monitorear lo que sus hijos hacen en internet: con quién se comunican y de qué manera; los niños deben tener las herramientas y los conocimientos necesarios para evitar caer en malas manos; y las autoridades deben estar a la altura para enfrentar este complejo problema.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.