Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/11/2010 12:00:00 AM

La superdroga

La aspirina ha resultado buena para los dos dolores de cabeza de la salud pública: los accidentes cardiovasculares y, ahora, el cáncer.

El ácido aceti-lsalicílico ha sido conocido desde los tiempos de los egipcios como un analgésico y antiinflamatorio poderoso, extraído de la corteza del sauce blanco. En 1763, un reverendo inglés confirmó que también servía para calmar la fiebre. En 1897, el científico Felix Hoffman, de Bayer, logró sintetizarlo en el laboratorio y lo bautizó Aspirina, nombre que se volvió tan popular que ya se usa como genérico. Más recientemente, en 1971, se le encontró una nueva aplicación, cuando John Robert Vane, del Colegio Real de Cirujanos de Inglaterra, mostró que la aspirina tenía la habilidad de suprimir los trombos, lo que dio inicio a un nuevo uso en el área de prevención cardiovascular.

La semana pasada, científicos de la Universidad de Oxford publicaron un estudio en la prestigiosa revista The Lancet en el que concluyen que la aspirina también es buena para prevenir el cáncer, pues reduce en 21 por ciento el riesgo de morir en el futuro de un tumor sólido, como el de estómago, esófago y pulmón.

El trabajo consistió en analizar las tasas de mortalidad de 25.570 pacientes que habían participado en ocho diferentes estudios que buscaban ver el efecto de esta droga en la prevención de cáncer. Los pacientes a quienes se les suministró este medicamento, luego de 20 años tuvieron una reducción de la mortalidad del 20 por ciento, comparado con las personas a quienes se les suministró una píldora falsa o placebo. El riesgo de morir de cáncer gastrointestinal bajó 35 por ciento, el de cáncer de colon y recto disminuyó 40 por ciento y el de esófago fue 60 por ciento menor.

Los efectos se mantuvieron cinco años después de concluidos los estudios, y para entonces el riesgo de muerte cayó 35 por ciento para todos los tipos de cáncer y 54 por ciento para el gastrointestinal. "Es la primera vez que se demuestra que es posible reducir el riesgo de cáncer con algo tan sencillo como la aspirina", dijo Peter M. Rothwell, autor del trabajo. "Es una droga que siempre nos está sorprendiendo", señala Carlos Maldonado, director médico de Bayer Colombia.

Este efecto se encontró al utilizar una dosis baja de 75 miligramos, la misma que se usa para prevenir los accidentes cerebrovasculares, y un cuarto de lo que se necesita para combatir un dolor de cabeza.

El mecanismo de acción de la aspirina para prevenir los tumores no es muy clara. Podría ser que como la inflamación desempeña un papel en el desarrollo de los tumores, esta droga bloquearía la síntesis de sustancias que intervienen en ese proceso, lo cual podría detener el desarrollo del cáncer. Otros creen que el beneficio se da porque la aspirina induce a la muerte temprana de las células tumorales antes de que se tornen agresivas. También podría inhibir una enzima que evita que proliferen las células del cáncer.

A pesar de la gran noticia, muchos expertos señalan que se necesitan más estudios antes de que se prescriba a la población una aspirina diaria teniendo en cuenta que un efecto no deseado es el sangrado gastrointestinal y las úlceras.

Pero además, se necesitan más estudios para saber cuál grupo poblacional sería el más beneficiado y cuánto tiempo deben usarla para lograr estos efectos. En los estudios se demostró que para el cáncer de páncreas, esófago, cerebro y pulmón se requiere de cinco años bajo el régimen de la aspirina y 10 para evitar el riesgo de muerte por cáncer de estomago e intestino. Para el de próstata, la dosis se debe dar por 15 años.

De resultar ser un medicamento preventivo para el cáncer, se trataría de una estrategia altamente costo-efectiva dado que una aspirina no cuesta más de 200 pesos. Sería como evitar el cáncer con agua.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.