Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/5/2016 4:57:00 PM

Una tarántula llevará el apellido de Gabo

La especie Kankuamo marquezi fue encontrada en la Sierra Nevada de Santa Marta y pertenece a una especie y género nunca antes documentado.

El hallazgo fue llevado a cabo por un grupo de científicos uruguayos y colombianos, entre los que se encuentra William Galvis, investigador del grupo de Aracnología del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la Universidad Nacional de Colombia. 

Según informó Unimedios los investigadores decidieron visitar las zonas altas de la Sierra Nevada de Santa Marta, puesto que han sido menos estudiadas que las bajas, encontraron al animal en medio de la noche, a 2.200 metros de altura, en un sector frío y muy lluvioso. 

Este pertenece a una especie que al parecer es endémica y a un nuevo género. “La araña tiene ciertas características muy diferentes que hace que no pueda ser clasificada en otro grupo previamente conocido. Supimos que pertenece a un nuevo género, porque tiene rasgos morfológicos muy particulares”, explicó el investigador Galvis. 

En el animal encontrado se identificó un nuevo tipo de setas (pelos) urticantes, uno de los mecanismos de defensa utilizados por numerosas tarántulas de América. Estos, que son liberados normalmente con las patas traseras luego de refregar su abdomen, vuelan a través del aire y se clavan en algunos tejidos como los ojos o las mucosas de los depredadores; en el caso de las personas, se incrustan en la piel. 

Una de las características de esta nueva especie es que su mecanismo urticante se da por contacto directo y expulsa los pelos en forma de bola. 

En la investigación, publicada en el portal ZooKeys, se explica que luego de realizar varios experimentos en los laboratorios, evidenciaron que estas setas se clavaban con facilidad en la piel humana y se rompían al tratar de removerlas. 

Hasta ahora solo se conocían seis tipos de estos pelos microscópicos, por lo que este se suma a la lista como la séptima arma que puede contener una araña de este tipo. 

El tamaño de su cuerpo oscila entre los tres centímetros y cada una de sus patas también alcanza esta longitud, por lo que se percibe un animal de aproximadamente nueve centímetros. 

Refiriéndose al recorrido por la parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta, el biólogo Galvis manifestó que visitaron esa zona “porque representa un punto importante de la diversidad biológica, no solo para Colombia sino para el mundo”. La nueva tarántula se encontró en un sector conocido como San Lorenzo, en el corregimiento de Minca.

Por los kankuamos y el Nobel 

El nombre “Kankuamo marquezi” nació con la idea de brindarle tributo a uno de los pueblos amerindios de la familia chibcha en la región del Caribe colombiano, los kankuamos que hacen parte de los cuatro grupos indígenas remanentes de los tayronas y el que se enfrenta mayor peligro de extinción, puesto que su idioma y su cultura están prácticamente acabados. 

Sumado a esto, los científicos, incluyendo a Carlos Perefán, de la Universidad de La República (Uruguay) y autor principal de la investigación, son seguidores de la obra de Gabriel García Márquez y decidieron sumar el apellido del escritor al nombre de la nueva especie. 

“Queríamos homenajear a Gabo basados en el hecho de que la araña es del Magdalena y corresponde a una región cercana a Aracataca, lugar del que Gabo es oriundo”, comentó. 

Al momento del hallazgo, se encontraba una hembra y un par de machos, los que usualmente no acostumbran a estar juntos, por lo que se especula que estaban en proceso de copulación. 

Pese a su aspecto sumamente peludo, esta tarántula no es agresiva y su hallazgo es clave para seguir con el estudio de los arácnidos en esta zona del país poco explorada. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.