Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/10/27 20:13

Iberia y Air Europa, las aerolíneas que no trasportan animales para la investigación científica

Investigaciones sobre la diabetes, el alzheimer y otras enfermedades han sido interrumpidas y otras ni siquiera han podido empezar.

Iberia y Air Europa, las aerolíneas que no trasportan animales para la investigación científica Foto: Archivo SEMANA

Una veintena de investigaciones que abarcan gran gama de enfermedades, desde la diabetes hasta el alzhéimer, se encuentran paralizadas en diversos centros universitarios y científicos de las Islas Canarias debido a que Iberia y Air Europa se niegan a transportarlos ya sea en cabina o en bodega. “Desde marzo, ninguna de las dos compañías permite el traslado de animales de laboratorio ni en cabina ni en bodega, y así lo señalan explícitamente en las instrucciones para usuarios”, asegura Javier Castro al Diario El País, de España, quien tiene cerca de veinte ratones resguardados en Madrid.

Iberia manifiesta que no permite volar a los ratones ya que "en el caso de que se fugue un grupo de estos roedores, podría ocasionar daños en el cableado del avión y afectar a la operación del vuelo". Sin embargo, Air Europa no ha dado explicaciones. El problema es que estas son las únicas aerolíneas que prestan sus servicios al archipiélago español y estas medidas los científicos se las atribuyen a “reivindicaciones de carácter animalista”.

Le puede interesar: La cura contra el VIH estaría más cerca que nunca

Según Emma Martínez, portavoz de la Asociación Europea de Investigación Animal (EARA). “Desde hace más de una década las compañías aéreas están una a una sucumbiendo a presiones y boicots de grupos en contra de la experimentación con animales". Según Martinez, Air France es la única aerolínea que no se ha negado al transporte de los animales.

El caso más crítico es el de la Universidad de La Laguna, donde se debería estar llevando a cabo una investigación sobre la leishmaniasis, lo que ha llevado, incluso, a que varios estudiantes hayan tenido que renunciar a sus becas para participar en estos proyectos. "Nos hemos quedado aislados, es una locura que va directamente en contra del conocimiento y de la cura de enfermedades que nos afectan a todos", denuncia María Rosa Arnau, directora del estabulario de la Universidad de La Laguna, el lugar donde que se crían, cuidan y gestionan los animales para la investigación.

Si bien directamente se están viendo afectados en Las Canarias, indirectamente al interior del país también. Así lo afirmó José Luis Martín, director del Servicio de Experimentación Animal del Hospital Universitario de Gran Canaria, al diario español: "Un grupo de la Universidad de Alcalá de Henares quería nuestros ratones para seguir investigando sobre un trabajo nuestro, pero no han podido salir de aquí. Ellos tampoco van a poder utilizar nuestros avances".

Rafael Solís, director del Instituto de Tecnologías Biomédicas, aseguró al diario español que hay afectados por el embargo de nueve investigaciones sobre diversas dolencias, tales como: el párkinson, la enfermedad de Huntington, la ELA, la diabetes, la obesidad, la enfermedad renal crónica o enfermedades raras, actualmente sin tratamiento, como la hiperoxaluria primaria.

Le recomendamos: ¿Podrá una malteada curar la diabetes tipo II?

Fenómeno expandido

Si bien las aerolíneas españolas son las que más han acogido esta medida, en Portugal, por ejemplo, la aerolínea TAP también lo ha hecho. Viajes de una hora entre Oporto y Lisboa han pasado a ser de tres horas por vía terrestre debido a la negativa de la aerolínea. Si bien existen alternativas, como la vía marítima, José Luis Martín afirma que "al final estarían una semana de viaje y eso no es factible desde el punto de vista del bienestar animal", debido a que pondría en entredicho los requisitos a los que se deben ceñir.

"Desde hace más de una década las compañías aéreas están una a una sucumbiendo a presiones y boicots de grupos en contra de la experimentación con animales", asegura Emma Martínez, portavoz de la Asociación Europea de Investigación Animal (EARA). Según explica, Air France es la única compañía comercial que continua prestando servicios a la comunidad científica en Europa, permitiendo que importantes investigaciones en cáncer o enfermedades infecciosas sigan su curso normal, "gracias al apoyo internacional del gobierno francés y británico".

Le sugerimos: ¿Es posible erradicar todas las enfermedades como pretende el fundador de Facebook?

El uso de animales para investigación en España ha bajado desde los 1,4 millones de 2009 a los 800.000 de 2014, las regulaciones son cada vez más estrictas y los métodos alternativos han avanzado enormemente, "pero hay cosas que se tienen que probar en animales para intentar curar enfermedades graves que afectan a las personas", resume Javier Castro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.