Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/10/1989 12:00:00 AM

LAS BRUJAS DEL 89

Que las hay, las hay, pero se movilizan en Renault 4.

Mientras este martes 13 muchos "pavosos" evitan pasar por debajo de una escalera, toparse con un gato negro o levantarse con el pie izquierdo, las brujas criollas sostienen que se trata de un gran día, el único martes 13 del año 89.
Y esas brujas tampoco son como las pintan. Se trata de un grupo de mujeres profesionales, bonitas, que tienen como afición echar las cartas, leer el "Tarot" o interpretar el "I Ching". SEMANA consultó a estas modernas brujas y obtuvo un panorama totalmente diferente a ese que mostraba que el martes 13 es fatídico. Ese número que los anglosajones aborrecen y que por eso nunca utilizan ni en edificios, ni en sillas de aviones y ni siquiera en los comedores de sus casas, porque nunca invitan a trece personas a sentarse a manteles, es para nuestras brujas una fecha mágica y encantadora.
La decana de esa nueva generación "brujeril", María Victoria Gómez, más conocida como Mavé y quien domingo a domingo realiza el "Tarot" en El Espectador, dice: "Aun cuando ese día tengo que buscar escondederos porque todos mis amigos me buscan para que les lea hasta la planta de los pies, tengo una sensación especial, a espaldas de cualquier idea racional. La suma del 1 con 3 da 4, y el 4 es un número que concentra energía, cierra procesos, aclara situaciones, concluye todo aquello que uno tenga aplazado. Desde que uno abra el ojo, ese día tiene que llenarse de energía, pues toda es muy positiva".
Y Mavé no es la única positiva del grupo. Margarita Valencia, ejecutiva de la empresa Valencia Editores, afirma: "Creo firmemente en el martes 13 y siempre a principios de cada año chequeo cuando van a ser. Estoy convencida de que ese día pasan cosas maravillosas porque es la fecha en que las brujas salen de todos los rincones del mundo donde están escondidas. Por eso el martes 13 ocurren cosas extrañas y lo extraño es bueno la mayoría de las veces. Me trae definitivamente buena suerte".
Pero la buena suerte no parece estar del lado de las creyentes en brujas. Las católicas creyentes también le tienen buen agüero al martes 13 y hasta al viernes 13. Adriana Arango Angel, del equipo administrativo del noticiero de televison 24 Horas, señala con vehemencia:"Desde el mes de mayo hasta octubre, todos los 13 la Virgen se apareció en Fátima. Si esto sucedio en esa fecha, no entiendo cómo la gente puede pensar que van a pasar cosas malas. Al contrario, todo ese día tiene sabor, olor y figura de milagro, de maravilla".
Si alguien piensa que a estas brujas se les fue la mano en optimismo, vale la pena mencionar que Fernando González Pacheco nacio un martes 13 de septiembre. "Siempre he dado gracias por haber nacido en esta fecha, porque me ha ido muy bien. Y como si fuera poco, me embarqué también en un día 13, cuando pense que mi futuro estaba en el mar. Fueron cuatro años maravíllosos. Lo único que me faltó fue casarme un martes 13. Así habría roto de cabo a rabo con el fetiche", afirma Pacheco.
No todas las brujas modernas y que manejan su Renault-4 en lugar de atravesar la ciudad en escobas, están de acuerdo. Elsa Matilde Escobar, ecóloga de profesión, contó: "Aunque nunca me ha pasado nada, no me gusta, y eso a pesar de que en mi libro de cabecera -"Guía de estrellas" de Linda Gootman- el número 13 está asociado con el poder, con todo lo desconocído y lo ínesperado. La Cootman afirma que todas las personas que nacen en esta fecha son capaces de conquistar el mundo. A pesar de esto, yo aconsejo prender muchas velas blancas para protegerse de todas las cosas malas que pudieran suceder".
Esta opinión la comparten dos periodistas, María Elvira Talero, de Colcultura, y Carmen Carrasquilla, de El Siglo. Para María Elvira, aun cuando debería ser un día como cualquiera otro, un sino maléfico parece acompañarlo."Se dice que las cosas que uno sueñe la víspera se cumplen y que las cargas energéticas del cosmos en esa fecha no son muy positivas. Sin creer creyendo, yo hago fuerza para que pase bíen el día". Y Carmen piensa que es el único día del año en que se conjugan dos sentimientos opuestos."Es el día más deseado, pero también el más temido. Yo le tengo mal aguero y aun cuando me siento con mayor energía leyendo las cartas, siempre he tenido que leer y percibir cosas malas".
Mucha energía, sucesos extraños y brujas buenas y malas haciendo su agosto, es lo que parece que este martes 13 depara a los colombianos.






¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.