21 febrero 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Las consecuencias de asistir enfermo a la oficina

VIDA MODERNAEn cuatro horas, un enfermo esparce el virus en el 70% de las superficies del sitio de trabajo.

Las consecuencias de asistir enfermo a la oficina. En cuatro horas, un empleado enfermo esparce el virus en el 70% de las superficies de una oficina.

En cuatro horas, un empleado enfermo esparce el virus en el 70% de las superficies de una oficina.

Foto: Archivo Semana

Los inicios del actual invierno en Estados Unidos, registraron un inicio rápido de la temporada de gripas. La epidemia ha sido grande: miles de personas se han ausentado del trabajo y otras asistieron enfermos ya que el clima no ayuda a mejorarse prontamente.

Asistir a la oficina enfermo implica una gran posibilidad de contagiar a los compañeros de trabajo o de ser responsable de una epidemia dentro de una oficina, transmitidas por microbios y virus.

Profesores e investigadores de la Universidad de Arizona en California, condujeron un estudio dentro de las oficinas de la Universidad aplicando en las manos de algunos empleados un “falsos virus” intestinales y gripales.
 
Los profesores Kelly Reynolds y Charles Gerba, especialistas en salud pública y microbios respectivamente, autores del estudio, demuestran que no es suficiente la reacción inmediata y hasta inconsciente de taparse la boca para evitar el contagio por la tos o el estornudo de un compañero.

Cuatro horas después de iniciada la jornada, en más de la mitad de las superficies de la oficina se encontraba presente el virus, y para el final del día, el 70% tenía rastros del virus intestinal.

La conclusión demuestra que a la larga, por más de que se evite el contagio por diferentes medios, en las oficinas se comparten espacios como el baño, la cocina y objetos como la impresora o el teléfono, que serían los transmisores de los virus entre los empleados.

De esta forma, se resalta la importancia de los pañuelos y geles antibacteriales, que si bien son una herramienta muy útil en las oficinas, para disminuir las posibilidades de contagio, no garantizan que se esté exento de atrapar el virus de un compañero. Las posibilidades de contagio en un estudio posterior utilizando estos elementos, se redujeron al 10%.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad