Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/23/1984 12:00:00 AM

LAS HIERBAS DE LA SUERTE

Cumpla el ritual de los agueros y asegure la felicidad para el 84

El "Feliz Año Nuevo" que viene puede no ser del todo feliz, si usted hace caso omiso de los agueros que la tradición y el buen sentido aconsejan practicar la noche de San Silvestre. Por el contrario, elegir acertadamente un ritual y preparar los implementos para ejecutarlo a la hora precisa, puede garantizarle un año próspero en amor, dinero y salud.
Para la felicidad matrimonial y sexual, póngase calzoncillos amarillos o tienda la cama doble con sábanas moradas. Si quiere asegurar la relación con su pareja durante todo el año, después de brindar a la media noche, lance la copa hacia atrás. Si lo que se parte es la pata de la copa, quiere decir que la relación no sólo perdurará, sino que será inmejorable. Si quiere viajar, llene una maleta de ropa, salga a las doce en punto por la puerta de su casa, dele la vuelta a la manzana y vuelva. La fórmula adaptada a la inseguridad colombiana le permite subirse a una silla con la maleta y brincar al suelo, lo cual le evita exponerse a que lo roben por la calle. Otra receta para viajar es montarse en una escoba recién comprada y galopar por la cuadra.
Para tener plata, ponga en un florero, a las seis de la tarde del 31, doce espigas de trigo, o agarre un puñado de monedas segundos antes de las doce y apríetelas mientras reparte abrazos. Si quiere una predicción científica sobre su situación económica durante el año que entra, coja tres papas, pele una completamente, la otra a medias y deje la tercera sin pelar. Meta las tres debajo de la cama antes de las 12 de la noche, y la mañana del primero, sin mirar, saque una con la mano. Si le sale la pelada, quiere decir que usted, desgraciadamente, va a estar idem, si le sale la entera, que va a estar boyante.
Otras predicciones sobre su fortuna en general, puede obtenerlas rompiendo un huevo y echándolo en un "vaso de agua a las doce clavadas, para "leer" la figura que aparezca al otro día a las 12 m. Puede hacer lo mismo derritiendo plomo y echándolo en el agua.
Una fórmula muy especializada y muy eficaz, buena para todo propósito, es la de las 7 hierbas. Consiga diosme, sígueme de olor, hierbabuena, albahaca, mejorana, romero y manzanilla dulce. Estas hierbas frescas se machacan y se echan en agua, se les agrega un limón partido en cruz, una cucharada de azúcar, un ajo macho y una cucharada de creolina. El brebaje se deja hervir un poco y se tiene listo a las 6 de la tarde del 31, hora en la cual usted debe enjuagarse con él. Si desea que la suerte cobije a toda la familia, báñese con un poquito y guarde el resto. Barra su casa de adentro hacia afuera y luego con un manojo de hierba rocíe con la pócima el interior en sentido inverso.
Con la champaña se pueden hacer varias cosas, desde la más simple de mojarse detrás de las orejas, o pedirle a una persona de buena suerte que le vierta un poco en la cabeza, hasta ir hasta un río (en su defecto quebrada o caño) y remontar la corriente mientras vacía la botella sobre su cuerpo.
Las doce uvas sigue siendo un clásico. Cómaselas a las doce tras cada campanada, y pida un deseo para cada mes. Las bendiciones de las madres también han demostrado ser muy útiles.
Ojo: una advertencia que hay que acatar so pena de caer en desgracia y de malograr definitivamente el nuevo año, es no mezclar los agueros. Escoja el que más corresponda a sus necesidades, y aténgase sólo a ese, poniéndole mucha fe. Está demostrado que en la noche de San Silvestre, combinar agueros, es tan perjudicial como mezclar tragos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.