Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/2012 12:00:00 AM

“Las mujeres son más sensibles a la calidad del matrimonio que los hombres”

Stephanie Coontz, experta en historia y familia y autora de varios libros habla sobre porque el matrimonio suele traerle más ventajas a ellos.

SEMANA: En cuanto a expectativa de vida, los estudios señalan que los hombres casados viven más que los solteros. ¿Por qué entre las mujeres casadas y solteras no hay tanta diferencia en este aspecto?

Stephanie Coontz: los estudios muestras promedios, por supuesto. Y puede ser que las mujeres en buenos matrimonio tiendan a tener vidas más saludables y largas pero eso se equilibra con el hecho de que las mujeres en matrimonios malos tienen vidas más cortas y menos saludables. Las mujeres tienden a ser más sensibles a la calidad del matrimonio que los hombres. El otro lado de la moneda es que las mujeres tienden a involucrarse en más comportamientos sanos que el hombre, desde comer regularmente hasta hacerse chequeos médicos, y crear una red de apoyo social que está asociada a vidas más largas y sanas. Las mujeres solteras obtienen estos beneficios por si mismas. Los hombres tienden a apoyarse en sus esposas para esto, de modo que es menos probable que se encarguen de estos asuntos cuando están solteros y más posible que lo hagan aún en un matrimonio mediocre.
 
SEMANA: ¿Cuáles son los beneficios de los buenos matrimonios en la pareja?

S. C.: La investigación en los Estados Unidos indica que tanto hombres como mujeres se benefician en un buen matrimonio. En los más felices, el sistema inmune de la pareja funciona mejor. Incluso sus heridas suelen sanar más rápido. En estos matrimonios, pasar tiempo juntos baja la presión arterial de ambos. En un mal matrimonio, lo opuesto sucede. Pero los hombres obtienen los beneficios de las comidas a tiempo, los chequeos médicos, y el apoyo social aún en los malos matrimonios, mientras que las mujeres proveen de estos beneficios sin recibir mucho a cambio. Por lo tanto, tienen tasas más altas de depresión y peor salud.
 
SEMANA: En muchos estudios se concluye que los hombres se benefician más del sexo en el matrimonio que la mujer. ¿Por qué las mujeres no obtienen esa ventaja?

S.C.: Las mujeres casadas también tienen más sexo que las mujeres solteras. Pero aquí, de nuevo, los beneficios para las mujeres dependen mucho más de la calidad del matrimonio, por ejemplo, de si ella siente que las labores domésticas están repartidas de manera equitativa. Al menos en los Estados Unidos, las mujeres con un buen matrimonio tienden a estar más felices con su vida sexual que las mujeres solteras. Pero ella son infelices en este aspecto si tiene un matrimonio malo.
 
SEMANA: Se dice que el gran beneficio para las mujeres era en lo financiero pues ellas no estudiaban ni trabajaban, de modo que casarse era la vía para obtener estos beneficios. Ahora que ellas estudian y trabajan, ¿siguen disfrutando de esa ventaja?

S.C.: Las mujeres aún ganan menos que los hombres, en promedio, de modo que todavía se benefician del matrimonio. Pero debido a que ellas pueden ganar un salario, hoy deben sopesar los beneficios económicos del matrimonio frente a los riesgos, porque podrían quedar atrapadas con una pareja que no comparte sus recursos o no tiene un trabajo. Y si una mujer hace reducciones en su tiempo de trabajo o ajusta su carrera para estar casada, como lo hacen mucho las mujeres, puede terminar peor a largo plazo, -si se divorcian, por ejemplo- que si se hubiera quedado soltera y hubiera invertido sus ganancias en ella misma. Pero sí, cuando el matrimonio es decente, la mujer y el hombre se benefician mutuamente. Para los hombres, muchos de los beneficios de una familia con doble ingreso depende de qué tan arcaicos sean sus roles de género. Algunos hombres se sienten amenazados cuando sus esposas ganan plata. Otros encuentran un alivio al poder compartir las obligaciones y cuando comparten las tareas domésticas, tienden a tener una mejor relación con los niños y sus esposas son más felices. Y Como decía la camiseta favorita de mi madre: “si la mamá no está feliz, nadie está contento”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.