Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/10/28 00:00

Las razones del cierre de LimeWire

Una juez en Nueva York ordenó la desaparición de uno de los programas de intercambio de archivos más populares en internet. ¿Qué implica la decisión?

Las razones del cierre de LimeWire
;
BBC

Una orden judicial de una corte en Nueva York ordenó el cierre de LimeWire, uno de los sitios de intercambio de archivos más grandes de internet.
 
El programa permitía el traspaso de archivos entre usuarios a través de redes punto a punto (P2P), lo que, según la industria discográfica, provocaba piratería digital al compartir canciones y películas.
 
La decisión termina un litigio de cuatro años entre la empresa Lime Group y la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA, por su sigla en inglés).
 
La compañía asegura que lanzará pronto nuevos servicios que respetarán los derechos de autor.
 
Según la RIAA, la operación de LimeWire le provocaba pérdidas por US$500 millones de dólares al mes. La cifra la obtienen al considerar que quienes descargan canciones en forma ilegal las comprarían legalmente si no tuvieran otra opción.
 
Pero especialistas en el tema consideran que este argumento no siempre es correcto, dado que los precios de algunas canciones o películas escapan al presupuesto de la gente.
 
Un largo camino 
 
Pero ¿qué significa el cierre de LimeWire? La primera impresión es que se trata de una más de las batallas que la industria discográfica emprende contra este tipo de servicios, pero que está lejos de terminar con la piratería digital.
 
De hecho, no es la primera vez que se cierra un sitio de estas características. En el pasado, servicios similares, como Napster y Kazaa, dejaron de operar tras una orden judicial, sólo para que más tarde aparecieran otros servicios como LimeWire.
 
Y la batalla legal contra cada una de esas herramientas toma años.
 
Incluso esta misma semana se dio a conocer una nueva aplicación para teléfonos Android, FrostWire, que permite el intercambio de archivos a través del dispositivo.
 
En la actualidad, además, existen muchas alternativas a LimeWire, como MP3Rocket, BitTorrent y uTorrent, que han sido descritas por la industria como productos "similares" y se podrían convertir en el nuevo blanco de las empresas discográficas.
 
Mientras tanto, la corte de apelaciones de Estocolmo está por anunciar el 26 de noviembre si el sitio de intercambio de archivos Pirate Bay es culpable de violar derechos de autor.
 
El sitio se defiende diciendo que ellos no alojan ningún material, sólo proveen vínculos a archivos.
 
Algunos innovadores han comenzado a lanzar servicios como Spotify, GrooveShark y We7, que ofrecen música gratuita a cambio de publicidad o una suscripción mensual, y algunos especialistas consideran que ésta podría ser una de las alternativas para terminar con la piratería digital.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.