Domingo, 22 de enero de 2017

| 2008/09/20 00:00

Llénelo de corriente

Aunque los carros eléctricos parecían una posibilidad fallida, la llegada del primero al país puso a pensar en esta alternativa que otra vez toma fuerza en el mundo.

El Reva es el auto eléctrico más vendido del mundo. Actualmente circula en India, Alemania, España y Reino Unido, entre otros. Está catalogado como un carro de ciudad, es automático y en él caben dos adultos y dos niños

De los cerca de 1.500.000 automóviles que circulan por Bogotá, sólo uno funciona totalmente con electricidad. Tal vez por eso y por su inusual forma, cuando el Reva pasa por las calles la gente no puede evitar mirarlo como si se tratara de un animal raro. El auto fue traído hace unos días por la empresa Cam Endesa y es el primer paso que se da en el país hacia la comercialización masiva de autos eléctricos. El Reva se fabrica en la India desde 2001 y ha vendido más de 3.000 unidades.

Con la batería completamente cargada, este pequeño carro anda una distancia de 80 kilómetros a igual velocidad máxima por hora. Y aunque por el momento es muy caro -25.000 dólares-, se espera que con la ayuda del Ministerio de Medio Ambiente se logre una rebaja arancelaria que lo deje por debajo de los 20.000 y lo ponga a competir. Uno de sus mayores atractivos es que puede cargarse en cualquier toma de corriente como si fuera un celular, a un precio mucho menor que el de una tanqueada de gasolina. Andrés Calderón, analista de nuevos negocios de Cam Endesa, dice que "hoy un galón de gasolina está a 7.600 pesos, con esto un auto pequeño convencional puede andar unos 40 kilómetros. La carga del Reva cuesta 2.000 pesos".

Por otro lado, Calderón explica que un carro con motor a combustión genera al año unas 3,5 toneladas de CO2.

Aunque en apariencia los eléctricos deberían ser los llamados a reemplazar los autos tradicionales, todavía no han despegado. En 2006, un documental llamado ¿Quién mató al auto eléctrico, del director estadounidense Chris Paine, mostraba que fábricas como General Motors, Nissan y Toyota desarrollaron modelos eléctricos que fueron alquilados a clientes para que los probaran. Años después fueron recogidos y destruidos pese a la oposición de sus dueños temporales.

Según las empresas, los costos de mantenimiento eran muy altos y la respuesta del público insuficiente. Para Paine, a esto se sumó un complot urdido por las grandes casas automotrices y el lobby petrolero para no perder el negocio de la gasolina. Eso explicaría por qué hoy la mayoría de las fábricas le dan prioridad a hacer carros híbridos que no acaban de tajo con el negocio.

Otro inconveniente es que en esta materia no todo está inventado. Jason Hill, diseñador del auto Aptera, que tiene una presentación totalmente eléctrica y otra híbrida, explica que "el problema central son las baterías. En la actualidad no hay ninguna con suficiente capacidad. Sería necesario un paquete de baterías inmenso y muy pesado y costoso para tener una autonomía de 300 ó 400 kilómetros".

Pero un nuevo proyecto les ha dado aire a los motores eléctricos. Se trata de Better Place, un plan que espera introducir 100.000 automóviles eléctricos en Israel para 2011. El escenario es perfecto, ya que se trata de un país pequeño en el que la mayoría de la gente no conduce más de 70 kilómetros diarios. Está rodeado de enemigos con grandes reservas petroleras a los que tiene que comprarles combustible y, por eso, cortar la dependencia del petróleo es una cuestión de Estado.

Renault y Nissan ya desarrollaron los prototipos, de los cuales 50 estarán en las calles en los próximos meses. Estos son similares a los modelos Mégane y Laguna de Renault.

Better Place ha generado tanto entusiasmo, que ya tiene 200 millones de dólares comprometidos y Dinamarca ya se le apuntó a ser el segundo país dentro del proyecto. Mientras tanto, otras grandes fabricantes, entre ellas Mercedes-Benz, Dodge y Mitsubishi trabajan en sus propios diseños. Muchos creen que con proyectos como este y con la venta masiva de autos como el Reva el mundo está presenciando, por fin, los coches del futuro.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.