24 abril 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Lluvias: aumento de enfermedades respiratorias alerta al sistema de salud

SALUDSegún Minprotección y expertos en enfermedades respiratorias, Colombia afronta actualmente "el pico más elevado de patologías respiratorias de los últimos tiempos”. Conozca los signos de alarma de este tipo de padecimiento.

Lluvias: aumento de enfermedades respiratorias alerta al sistema de salud. Colombia enfrenta un nuevo brote de enfermedades respiratorias

Colombia enfrenta un nuevo brote de enfermedades respiratorias

La actual temporada de lluvias que enfrenta el país representa un riesgo para la salud de la población.
 
A cuenta de las precipitaciones, en los últimos meses se registra un incremento en el número de consultas de pacientes pediátricos que padece
n enfermedades respiratorias
, así lo confirmó Gustavo Aristizábal, un neumólogo pediatra que participó de una teleconferencia sobre este tema, organizada por el Ministerio de Protección Social y Salud.
 
Aristizábal asegura que Colombia vive una epidemia de infecciones respiratorias que afecta principalmente a niños menores de 5 años.
 
En ese sentido, el experto señala que el sistema de salud está en alerta ante la posibilidad de un aumento en el número de enfermos pediátricos.
 
En criterio de Ana Cristina Mariño, presidenta de la Sociedad Colombiana de Pediatría, el problema es más grave si se tiene en cuenta el déficit de pedíatras que existe en el sistema de salud.
 
La situación que advierte Mariño ya fue identificada y se trata de resolver a través de un plan de contingencia que incluye la capacitación de médicos generales, la cual está bajo la supervisión de especialistas en Pediatría.
 
En las regiones que no cuentan con especialistas de Pediatría se implementarán plataformas para realizar consultas con expertos mediante telemedicina, que significa la prestación de servicios de medicina a distancia.
 
Diego Alejandro García, director de Vacunación del Ministerio de Protección Social y Salud, sostuvo que el sistema de salud está en emergencia debido a las lluvias.
 
En ese sentido, el funcionario señala que la cartera de Protección Social dispuso el uso de 120 camas nuevas de hospitalización, que estaban destinadas para pacientes adultos, y ahora estarán al servicio de la hospitalización y el manejo de pacientes pediátricos.
 
Por su parte, Aristizábal considera que el problema se debe afrontar desde tres puntos: la prevención, la educación y el tratamiento oportuno.
 
En las medidas de prevención, García recuerda que 5.000.000 de vacunas contra la nueva cepa de influenza, serán distribuidas en la población con mayor riesgo como niños, adultos mayores y trabajadores del sector de la salud.
 
No obstante, aclaró que la vacuna está disponible para toda la población, es gratuita y se puede adquirir en cualquier institución de la red de salud. "En Colombia todos los días son de vacunación”, reitera.
 
Los expertos asegura que entre los otros factores que refuerzan la prevención están los buenos hábitos nutricionales y de higiene, el esquema de vacunación al día, la lactacia materna en los recién nacidos, el lavado frecuente de las manos y el uso del tapabocas en caso de enfermedad.
 
Aristizábal aclara que un gran porcentaje de los pacientes enfermos se pueden tratar ambulatoriamente. El médico hace un llamado a los padres de familia para que no congestionen el sistema de salud y los profesionales de salud no saturen las instituciones de mayor complejidad, situación que puede llegar a colapsar la red de atención.
 
Los expertos advierten que Colombia afronta "el pico más elevado de enfermedades respiratorias de los últimos años”. Por lo anterior, los especialistas sugieren educar a la población sobre los signos de alarma para consultar y los cuidados iniciales que se deben tener en los hogares.
 
Entre los signos de alarma que se deben tener en cuenta y los cuales indican que es necesario una valoración médica son:
 
- Cualquier fiebre en menores de dos meses.

- Cuando, asociado a la fiebre, la persona esté muy decaída.

- Cualquier estado febril que persiste después de tres días en niños mayores de dos meses.

- Siempre que haya dificultad o dolor para respirar.

- Cuando el apetito del niño ha disminuido y no come adecuadamente.

- Si se presenta sensación de asfixia

- Si se considera que el estado gripal es el doble de fuerte de lo que comunmente debería ser.

Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad