Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/9/2010 12:00:00 AM

Lo que se viene

Varias disciplinas ancestrales y esotéricas hacen sus pronósticos para 2010. Aunque la mayoría coincide en que será un año perfecto para el crecimiento personal, las proyecciones en lo político y económico no son muy alentadoras., 111773

Quizá para muchos, 2009 sea un año para olvidar. La industria financiera se fue al piso, varias multinacionales cerraron sus puertas y el comercio mundial fue comparado con la gran depresión de 1930. Como si fuera poco, la humanidad enfrentó la primera pandemia del siglo XXI y los efectos del cambio climático golpearon varias zonas del planeta. Con la llegada del nuevo año un sentimiento de expectativa invade el común de la gente y, como es costumbre, expertos en varias disciplinas barajan sus predicciones sobre 2010. SEMANA consultó a especialistas en numerología, Feng Shui, I Ching y el calendario maya para conocer lo que dicen estas doctrinas sobre el año que comienza.

Una de las preguntas que más inquieta a la mayoría de las personas es si la crisis económica va a continuar. De acuerdo con el síquico Julián Vallejo, experto en astrología y numerología, cada año tiene un número de vibración que marca el destino de la humanidad y que resulta de la suma de sus dígitos. El 2010 es un año de vibración tres, ligado al planeta Mercurio, aquel dios mensajero con alas en sus pies. Esto significa que estará marcado por los procesos de comunicación, el comercio y los viajes. "Es un año esperanzador económicamente en el que varios países por fin van a resolver tratados que durante mucho tiempo estuvieron estancados", dice Vallejo. Según él, es una época vital para activar las relaciones con los países con los que hubo convenios comerciales y buscar aliados con quienes establecer nuevos acuerdos.

Los expertos en I Ching coinciden en que será un período de abundancia ya que está acompañado por el metal. Según María Fernanda Gómez, quien ha trabajado esta disciplina por más de 20 años, este año está regido por el viento y el lago, que simbolizan la seguridad y la serenidad.

Sin embargo, no todos ven con buenos ojos la economía. Para el horóscopo chino, en el que cada año está representado por un animal, 2010 es el del tigre de metal. Según Teri García, directora de la Escuela Imperial de Feng Shui en Marbella, España, el metal representa el dinero y se interpreta como escasez de efectivo y endeudamiento. "Los gobiernos seguirán en crisis intentando recaudar fondos por donde puedan, especialmente imponiendo embargos, multas y sanciones", dijo García a SEMANA.

Este ambiente un tanto catastrófico también está presente en el plano político. De acuerdo con Michael Warden miembro del Instituto Internacional de Feng Shui, el mensaje en 2010 es de conflicto. "El tigre es un animal conflictivo, agresivo y de altas energías, lo que muestra un panorama de enfrentamiento, sobre todo a nivel político", dijo Warden a esta revista. Según el experto, el conflicto comenzará a mediados de febrero y tomará fuerza en marzo, especialmente entre oriente y occidente. Aunque en los siguientes cuatro meses habrá avances diplomáticos, también asegura que en agosto se presentará una nueva escalada de violencia y las tensiones seguirán por el resto del año. "Es un año en el que primarán los valores militares", dice.

Comparte este último punto Juan Alejandro Velásquez, autor del libro Los mayas, una cultura viva y estudioso consagrado de esta cultura en Colombia. Explica que este año está regido por dos calendarios mayas: el Choltun y el Eqomal. Este último, que empieza a partir del 3 de abril, está caracterizado por la energía 12 Kiej, que representa a las fuerzas militares y políticas. "Febrero y marzo serán meses decisivos para las relaciones entre Colombia y Venezuela, en donde es probable que haya acciones de violencia y agresión", le contó Velásquez a SEMANA.

La pregunta obligada para muchos es si el presidente Álvaro Uribe continuará en el poder. Para Vallejo, la numerología dice que va a ser un período de cierre y de renovación. "La relación entre el número del año, que es el tres, y la suma de la fecha de nacimiento de Uribe, que es uno, da como resultado el cuatro, que significa estabilidad y equilibrio personal y familiar", explica. Por el contrario, el calendario maya vaticina una época de estancamiento, lo que Velásquez interpreta como la continuidad del Presidente.

Otro aspecto que llama la atención tiene que ver con el tema ambiental. Los del Feng Shui advierten que el verano va a ser extremo, sobre todo en la zona norte del planeta. García, por ejemplo, señala que al ser un año marcado por el agua y la tierra pueden presentarse deslizamientos y movimientos terrestres. Los mayas hablan de un año de ajustes en el que las erupciones volcánicas y los terremotos serán noticia.

Pero el panorama no es del todo desastroso. En lo personal, casi todas las disciplinas coinciden en que será un período de crecimiento interior. "Los pueblos tomarán más conciencia del campo espiritual para recuperar la fuerza perdida en el pasado", dice Gómez . El I Ching dice que las personas deberán actuar con total determinación ya que la reserva o la duda ante cualquier situación no son buena compañía a la hora de emprender nuevos proyectos. Lo mismo dice Teri García, del Feng Shui, quien explica que "el tigre, al ser un animal rápido y agresivo, supone un comportamiento aventurero pero a la vez calculador para enfrentar el ritmo vertiginoso de esta época". Según Warden, "es un año para afrontar la vida con pasión, y la gente encontrará soluciones creativas para los problemas". Y agrega: "Como el tigre, hay que ser agresivos en los momentos difíciles".

Para los mayas, 2010 también es bastante positivo ya que la energía 12 Kiej representa la comunidad y la amistad. A la vez es símbolo de solidez y fortaleza, por lo que Velásquez recomienda volver a cimentar las relaciones familiares o de pareja. "Es el año de la estabilidad personal y emocional y por eso es perfecto para buscar sellar compromisos", dice. En cuanto a lo laboral, Velásquez vaticina que será un año de exigencia de resultados y de mayor generación de empleo.

En conversación con SEMANA, Warden admitió que es imposible predecir el futuro con exactitud porque todo está basado en probabilidades. Por eso señala que lo importante es "entender que cada año se comporta según como lo enfrente cada persona y como adapte las predicciones a su entorno". Velásquez, por su parte, resalta que todo lo que se haga en este año marcará el año 2011, que para los mayas será de cambios más radicales. Por eso hace énfasis en la necesidad de cuidar el pensamiento, tanto emocional como intelectual, que en últimas es el responsable de los actos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.