Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/01/12 00:00

Los 10 mandamientos

Un sicólogo recopiló los puntos clave que, según estudios científicos, ayudan a mantener una relación amorosa sana y estable.

Los 10 mandamientos

Muchos creen que el éxito o el fracaso en el amor es una cuestión de suerte. Pero la verdad es que numerosos estudios científicos concluyen que ciertas actitudes y comportamientos ayudan a sentirse más satisfecho con su pareja. El sicólogo y científico social David Niven analizó investigaciones que se han hecho recientemente sobre las relaciones amorosas y sacó una serie de conclusiones basadas en el trabajo que varios científicos han hecho sobre temas muy concretos. Muchas de ellas hablan de factores que favorecen o debilitan estos vínculos. Este metaanálisis hace parte de su último libro Los 100 secretos de las parejas felices. SEMANA reproduce 10 de estos hallazgos. 1.Tenga cuidado con las opiniones ajenas: Sólo los integrantes de la pareja pueden llegar a predecir con relativo éxito si vivirán juntos o no. En un estudio realizado en 2001, Boyer y Pennington concluyeron que cuatro de cinco personas tuvieron que desconocer el consejo que les daban otras personas para mantener su relación de pareja. Cuando se les pidió calificar su vínculo, los integrantes de la pareja fueron 23 por ciento más acertados que otros miembros de la familia y 17 por ciento más que sus amigos para predecir el éxito de esa relación. La recomendación de Niven es que cuando se trate de decisiones sobre la pareja, lo mejor es decidir solo. 2.La amistad pronostica relaciones amorosas: Quienes tienen la capacidad de mantener amigos por largo tiempo tienen un 32 por ciento más de probabilidades de tener una relación amorosa estable y duradera y de sentirse satisfechos con su pareja. Esto lo confirmaron los científicos Flora y Segrin en 1999. Las amistades cercanas requieren de las mismas habilidades de comunicación y generosidad que una relación romántica satisfactoria. Si puede sostener una amistad es muy probable que pueda sostener una pareja. 3.Aunque tenga una relación, usted sigue siendo un individuo: 80 por ciento de las personas encuestadas por Thoton y Young de Marco manifestaron que ser autónomos e independientes así como sentir la sensación de igualdad les ayudaba a tomar mejores decisiones en sus relaciones amorosas. "Las relaciones más sólidas apoyan los sueños de los dos miembros de la pareja en lugar de dejar los de uno a expensas de los del otro", explica Niven. 4.El futuro importa más que el pasado: Según estudios hechos por Karney y Frye en 2002, el éxito de una relación tiene que ver ocho veces más con las acciones presentes y la habilidad para aceptar los buenos cambios que con los eventos del pasado. La tarea de hacer funcionar una relación no acaba nunca y lo importante es construir para el futuro sin pensar en el pasado. 5.Lo importante no es el nombre que se le dé a la relación: El 63 por ciento de las parejas cree que su relación cambiaría para bien con el matrimonio. Piensan que se fortalecería el compromiso, la ayuda mutua y la manera como comparten la vida. No obstante, estos aspectos que antes se creían exclusivos del matrimonio también se observan en parejas que viven juntos. El tipo de relación por lo tanto no puede determinar el grado de compromiso que exista entre la pareja. "Una relación es lo que las dos personas hagan de ella y prosperará mientras que las dos personas sean capaces de hacerla durar", dice Niven. Este estudio fue realizado por Bumpass y Sweet en 2001. 6.El sentido del humor ayuda: El hecho de que una persona crea que su pareja tiene buen humor garantiza en un 67 por ciento que no se presenten tantos conflictos como en aquellos casos en que el otro es considerado aburrido y poco chistoso. Un buen chiste no solo alivia las cargas sino que ayuda tanto a quien lo cuenta como a quien lo escucha. A esta conclusión llegaron De Koning y Weiss en 2002. 7.No hay necesidad de apurarse: Juang y Silbereisen establecieron en 2001 que casarse tarde no tiene ningún efecto negativo sobre la relación de pareja ni puede considerarse un factor que lleve al fracaso. Hay gente que se siente presionada por la edad o por la sociedad para casarse rápido. Las relaciones de pareja, según Niven, no son carreras de velocidad ni mucho menos hay premio para quien llegue primero. 8.El dinero no puede comprar amor pero sí estrés: Las peleas por dinero son más comunes de lo que parecen. En 1999, Goldscheider encontró que la mitad de las parejas tienen conflictos significativos por el dinero. Pero lo más interesante fue constatar que esta situación se presenta independientemente de los niveles de ingresos de la pareja. Según Niven "hay que poner el dinero en su lugar, detrás de las cosas que más le importan". 9.Cuídese de los cuentos de hadas: Lochkart entrevistó a cientos de parejas sobre las ideas que tenían acerca del matrimonio y encontró que había conceptos e ideas de cuentos de hadas en 78 por ciento de las creencias que la gente tiene acerca del amor romántico. Hay que fijarse en la magia de lo cotidiano, en compartir pero no esperar que la felicidad viene después del matrimonio por añadidura. 10.Ver menos televisión: En 2000, Hetsroni encontró que quienes ven televisión todos los días tienen 26 por ciento menos probabilidades de sentirse satisfechos con su pareja que quienes ven menos televisión que el promedio. La televisión podría contribuir a forjar imágenes positivas y negativas irreales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.