Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/09/20 00:00

Los autos inteligentes salvarán vidas

Los autos pronto podrían llamar, ellos mismos, a los servicios de emergencia en caso de accidente.

Los autos inteligentes salvarán vidas
;
BBC

Los sensores incorporados en los vehículos del futuro también podrían permitir que los servicios de emergencia puedan saber la gravedad del accidente y cuántas personas participaron.

Las predicciones salieron a la luz en un simposio sobre procesadores inteligentes, donde los expertos concluyeron que el creciente número de computadoras de a bordo también podría traer grandes cambios en la forma de conducir.

"El coche, probablemente, será el objeto más computarizado que tengamos en el futuro" según Steve Wainwright, director europeo de Freescale Semiconductor, que fabrica muchos de los chips que van dentro de los sistemas de control de los automóviles.

Según Wainwright, un auto promedio tiene entre 25 y 30 unidades de control electrónico de a bordo y los coches de gama alta contienen hasta 80. Estas pequeñas computadoras controlan la estabilidad, la distribución de energía, la seguridad y muchos sistemas más.

Mejores pilotos

Cada vez más, estos sistemas ayudan a aumentar la habilidad de las personas para conducir y para que esa tendencia continúe las tecnologías como los sistemas de detección de choques y de radar deben volverse más accesibles.

"Todos los que sentimos que somos mejores conductores de lo que éramos hace 10 años, estamos recibiendo más ayuda de la que nos damos cuenta", dijo el especialista en el Future World Sympoisum, una conferencia organizada por el Instituto Nacional de Microelectrónica del Reino Unido.

Para Paul Burnley, analista de la empresa de investigación del mercado automotriz SBD, los autos del futuro serán los primeros en reaccionar después de un accidente.

Mediante sensores instalados en su interior, podrán enviar datos sobre su ubicación y el número de ocupantes de un automóvil y así permitir a los servicios de urgencia responder con mayor rapidez "y evaluar el riesgo de lesiones graves a los ocupantes".

Estos sistemas inteligentes para auto serán esenciales a medida que muchos se pasan de los autos de gasolina a los vehículos híbridos y eléctricos, señala Burnley.

La mentalidad de "subirse al auto y que te lleve a donde quieras" se terminará con los autos eléctricos, ya que sólo mediante sensores se puede determinar con exactitud la distancia que puede recorrer el vehículo con la carga que tiene en la batería y la ubicación de la estación de carga más cercana.

Steve Wainwright cree que la unificación creciente de los automóviles y las computadoras tiene el potencial de hacer la conducción más segura y más verde.

Ya, dijo, Estados Unidos ha destinado un espectro radioeléctrico para los sistemas de comunicación entre automóviles, lo que sugiere que el futuro habrá más diálogo entre los conductores sobre las condiciones de la carretera. Europa también está considerando qué frecuencia de radio va a utilizar para este tipo de comunicaciones.

La apertura de este canal de diálogo podría allanar el camino para que los vehículos estén conectados electrónicamente y viajen juntos en caravana.

Ya han comenzado a aparecer los llamados Sistemas Integrados de Transporte (SIT), capaces de reunir a los vehículos en una caravana, dictarles las rutas a seguir y permitir que el tráfico intenso de las ciudades pueda circular mucho más rápido.

Libertades

Las investigaciones sugieren que el aumento de la velocidad media de vehículos urbanos de 20 a 30 km. por hora podría ahorrar alrededor de 1.900 millones de horas a nivel mundial, explica Wainwright.

Sin embargo, dijo, el obstáculo para llegar a estos sistemas de trabajo tiene poco que ver con la tecnología.

"Las principales cuestiones claramente no son tecnológicas, sino sociales", dijo. "Es la libertad de moverse por la carretera en contraste con una ruta predeterminada con algún nivel de control".

Los SIT podrían hacer que conducir sea más seguro y reducir el número de muertes en la carretera, señala Wainwright, pero sólo si existe la voluntad política para que el sistema funcione.

"Es una cuestión de libertades individuales", afirma.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.