Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/31/2012 12:00:00 AM

¨Los casos de rivalidad más graves se dan por el favoritismo¨

La psicologa Karen Doherty autora de un libro sobre conflictos entre hermanos responde a las preguntas más frecuentes sobre este tema.

SEMANA: ¿Por qué a rivalidad entre hermanos perdura hasta la adultez?

Karen Doherty:
Hay infinidad de razones por las que los hermanos pelean. Entre ellas: pueden ser muy similares o muy diferentes, puede ser muy sensibles o dados a reaccionar, pueden tener el mal hábito de ser poco amables con el otro o de asumir lo peor de cada uno, pueden estar estresados por situaciones en la casa o en el colegio, o puede ser que los papás hagan que todo esto sea mucho peor.

Si los niños pelean por un pedazo de ponqué o por tiempo en el computador, parece algo fácil de solucionar –todo lo que el papá tiene que hacer es ser justo. Pero el problema es que con fecuencia es difícil ser justo, y para los niños, un pedazo más grande o más tiempo puede ser un símbolo de cariño –el que reciba más es más querido- y cualquiera que reciba lo más pequeño puede resentirse. Por eso, que los papás juegan a tener favoritos en la familia ( cuando ellos apoyan a un hijo más que a otro) puede ser tóxico. Los casos más severos de rivalidad entre hermanos sucede cuando uno siente que el otro es el favorito. El resentimiento puede durar muchos años y llegar a la adultez, arruinando la relación de las personas con sus hermanos toda la vida.
 
SEMANA: ¿Qué situaciones promueven la rivalidad de adultos?

K.D.: Si los hermanos son competitivos, las diferencias en su vida adulta van a llevar constantemente a rivalidades. Es inevitale que uno de los hermanos tenga un mejor matrimonio, una casa más linda, más hijos, mejor trabajo o lo que sea, que el otro, o es posible que simplemente uno tome mejores decisiones en la vida. Estas diferencias pueden llevar a celos que se mantienen por siempre.

Las reuniones familiares son también conocidas por agitar las rivalidades. Los hermanos que no se llevan bien pueden mantenerse separados pero cuando vienen las fiestas y los eventos familiares, como navidad o un cumpleaños, se obligan a verse. Para muchos, a pesar de que han resuelto las diferencias, es como volver a la situación en que se encotraban con sus hermanos años atrás.
 
SEMANA: Algunos dicen que no escogieron a sus hermanos y por eso es normal no querer a uno. ¿Se debe hacer las paces con ellos?

K.D.: No estoy muy segura de que sea siempre importante llevarse bien con nuestros hermanos, especialmente si ellos no son amables. Pero idealmente todos hacemos un esfuerzo por ser una familia feliz. Estas son algunas cosas que la gente puede hacer para lograrlo:

-Mantener los conflictos en perspectiva y tratar de dejar pasar las pequeñas peleas.

-Escuchar a su hermano y aceptar su punto de vista tanto del pasado como de lo que pasa hoy. No es necesario que esté de acuerdo; lo importante es aceptar que esa visión existe.

-Trate de decir siempre algo amable y de aprecio al otro.
 
SEMANA: Cuál es la diferencia entre rivalidad y envidia?

K.D.: Hay diferentes tipos de rivalidad entre hermanos y es perfectamente normal entre las familias. Los niños que se enfurecen con sus hermanios siempre lo hacen por las mismas cosas, como escuchar al otro masticar la comida o por cosas más complejas, como quedarse despierto mucho más tarde que el otro. Los niños puede empezar a jugar pero alguien accidentalmente se hiere y esto puede llevar a una pelea.

La envidia, sin embargo, es compleja y destructiva, y es la causa escondida de muchas de las rivalidades. Una de las mejores maneras en que los padres pueden evitar que la envidia se desarrolle entre sus hijos es asegurar que cada uno se sienta comprendido, conectado profundamente y querido por el padre. Aquí hay consejos sencillos que pueden ayudar:

-Abrazarlos y ser afectuoso con ellos

-Notar todas las cosas buenas que ellos hacern y felicitarlos por ello. Trate de no ser muy crítico.

-Escúchelos y acepte sus opiniones para que sienta que usted los entiende.

Mientras más cercanos se sientan de usted menos celosos estarán de sus hermanos.
 
Karen Dohertty es autora de Sibling Rivalry- Seven simple solutions (Bantam, Londres) . Sígala en Facebook http://on.fb.me/GTMtj3 o Twitter @1KarenDoherty para obtener un consejo de crianza al día. Muy pronto: www.KarenDoherty.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.