Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/11/13 00:00

Los hombres primero

Romeo y Julieta, Abelardo y Eloísa, John y Yoko, Brad y Angelina. Estos son algunos ejemplos que ofrece Peter Hegarty, científico de la Universidad de Surrey, para mostrar que a pesar de la revolución feminista, los nombres masculinos siempre van primero que los de las mujeres.

Los hombres primero

Romeo y Julieta, Abelardo y Eloísa, John y Yoko, Brad y Angelina. Estos son algunos ejemplos que ofrece Peter Hegarty, científico de la Universidad de Surrey, para mostrar que a pesar de la revolución feminista, los nombres masculinos siempre van primero que los de las mujeres. Hegarty buscó en Internet 10 pares de nombres populares en Inglaterra, y encontró que en 79 por ciento de las referencias primero aparece el nombre del hombre. Luego, les hicieron escribir a 121 personas el nombre de parejas imaginarias y se corroboró el hallazgo. Según el experto, esta costumbre data del siglo XVI, cuando se pensaba que el hombre valía más que la mujer. Pero señala que “los estereotipos de género de aquellas épocas se siguen reflejando en lenguaje escrito de hoy”. El trabajo se publicó en el British Journal of Social Psychology.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.