Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/31/2010 12:00:00 AM

Los machos en peligro

Algunos científicos advierten que la creciente cantidad de productos químicos está afectando la masculinidad de los hombres.

Cuando el presidente boliviano Evo Morales dijo hace más de un mes que consumir alimentos modificados genéticamente era una de las causas de la homosexualidad, no estaba del todo equivocado. Desde hace varios años la comunidad científica viene llamando la atención sobre algunas sustancias presentes en productos de uso cotidiano que están alterando el sistema reproductivo de las personas, en especial de los hombres.

Se trata de productos químicos como el PCB y los ftalatos, unos componentes que se encuentran en todo tipo de plásticos y envases, que imitan la acción del estrógeno en el cuerpo, y producen serias modificaciones en fetos masculinos cuando la madre ha sido expuesta durante la etapa de gestación. Según explicó a SEMANA Jaime Mendiola, investigador de la Universidad de Murcia (España), esto se da porque dichas sustancias poseen antiandrógenos, que bloquean la función de las hormonas masculinas, como la testosterona, sobre todo durante el embarazo. Mendiola ha trabajado de cerca este tema con la investigadora Shanna Swan, de la Universidad de Rochester, en Nueva York, y en 2008 presentaron una investigación en la que se mostró que 85 bebés varones de madres con niveles elevados de ftalatos presentaban modificaciones evidentes en su sistema reproductivo. Los recién nacidos son más propensos a tener penes pequeños y testículos no descendidos, así como una menor distancia anogenital (ADG), es decir, entre el ano y la base del pene, que según los expertos en un signo clásico de feminización. En Gran Bretaña, el 7 por ciento de los niños tienen estos problemas testiculares y siete de cada 1.000 pacientes presentan malformación genital.

Esta situación ha encendido las alarmas pues según un estudio de CHEM Trust, una organización encargada de monitorear los efectos de los productos químicos, actualmente la humanidad está expuesta a más de 100.000 nuevas sustancias de este tipo, de las cuales el 99 por ciento no están reguladas adecuadamente.

En marzo pasado, el gobierno de Dinamarca publicó un informe en el que afirma que algunos de estos químicos presentes en la ropa impermeable, botas de goma, ropa de cama, juguetes, alimentos, pañales, crema protectora solar y crema hidratante, podrían ser la causa de que cada vez nazcan menos niños del género masculino. Normalmente hay 106 varones por cada 100 niñas. Esta distribución ha ido cambiando en favor de ellas, tanto así que alrededor de 250.000 bebés en Japón y Estados Unidos que estadísticamente deberían haber sido niños, nacieron niñas. Otro ejemplo de esto es una comunidad indígena canadiense que vive en el Lago Hurón, rodeado de fábricas químicas, en donde las madres dan a luz a un niño por cada dos niñas. Fenómenos similares se han observado en Brasil, Israel, Italia y Taiwán, así como entre los trabajadores de las fábricas de plaguicidas de Rusia.

Las alteraciones no son solo de tipo genético sino también de comportamiento. Investigadores de la Universidad Erasmus de Rotterdam, en Holanda, encontraron que los niños que habían estado expuestos en el vientre materno a los PCB y a las dioxinas, sustancias utilizadas para los pesticidas, fueron más propensos a vestirse con ropas femeninas y jugar con muñecas.

Una de las personas que más han llamado la atención sobre este tema es Gwynne Lyons, director de CHEM Trust, quien le contó a SEMANA sobre las evidencias científicas que asocian los crecientes casos de cáncer testicular, que ha aumentado en 30 por ciento, y los problemas de fertilidad por la caída de los recuentos de espermatozoides, con la exposición a esta clase de sustancias. "Muchos jóvenes de hoy probablemente tendrán dificultades para tener hijos", dice Lyons. La muestra más clara de las consecuencias de estos componentes se ve en la fauna. Según un informe que CHEM Trust presentó el año pasado, basado en más de 250 estudios, varias especies de animales se están "feminizando" por una serie de contaminantes presentes en el mar, los ríos, la tierra y el aire.

Por todo lo anterior hay quienes no han dudado en pronosticar el fin del género masculino. "Es indudable que cada vez estamos más expuestos a compuestos químicos ambientales, y el principal problema es que no sabemos el efecto que pueden tener sobre nuestro organismo", señala Mendiola. Por eso Lyons hace un llamado a las entidades competentes para que hagan un mejor control y encuentren alternativas más seguras a estos productos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.