Domingo, 22 de enero de 2017

| 2015/11/19 13:00

La ‘barriga cervecera’ podría ser mortal

Un estudio reveló que los hombres que beben mucha cerveza corren más riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular que los obesos y quienes tienen sobrepeso.

El trabajo apareció en la revista 'Annals of Internal Medicine'. Foto: Tomada de vitonica.com

Algunos la lucen con cierto orgullo, pero para la gran mayoría es un verdadero dolor de cabeza. La llamada
‘barriga cervecera’, esa capa de grasa acumulada en el abdomen en parte debido al consumo de cerveza y a otros acompañantes como papas fritas, podría aumentar el riesgo de sufrir varias enfermedades, incluso más que en personas obesas o con sobrepeso.

Así lo concluyó un grupo de expertos de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, luego de analizar datos de más de 15.000 individuos y medir el riesgo de mortalidad según el índice de masa corporal y el índice de cintura y cadera. Los analistas observaron que quienes tenían un peso normal de acuerdo a su estatura, pero tenían obesidad abdominal tenían el doble de riesgo de muerte prematura. Además aumenta los niveles de glucosa y disminuye la masa muscular, lo que a su vez duplica las probabilidades de sufrir un derrame cerebral, infarto, diabetes, o incluso cáncer.

Mientras más grande la medida de la cintura, más grande será el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Si el consumo de cerveza es demasiado alto y no hay un gasto de energía mediante la actividad física, es evidente que habrá kilos de más acumulados, especialmente en la región abdominal.  

Esto les ocurre principalmente a los hombres que normalmente acumulan ese peso alrededor de la cintura, mientras que en el caso de las mujeres la grasa se almacena en las caderas, los muslos y las nalgas. Pero la grasa que se ve a simple vista no es la única, pues hay otra a nivel interno que puede crecer y envolver todo el paquete intestinal. Por eso cuando esta crece tiende a sobresalir hacia delante de la pared muscular y proyectar aún más la grasa exterior del abdomen. Es distinta a la panza flácida, pues esta parece estar inflada y dura.

La única forma de reducir la barriga cervecera es hacer ejercicio aeróbico de forma regular, tener una dieta saludable y reducir los niveles de estrés. La clave, como en todo, está en la moderación. El trabajo apareció en la revista Annals of Internal Medicine.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.