Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/30/2011 12:00:00 AM

Los riesgos de ver imágenes en 3-D

Investigadores de la Universidad de Berkeley señalan que los contenidos presentados en tres dimensiones, algo conocido como estereoscopía, puede generar problemas relacionados con la fatiga ocular y el malestar de los espectadores.

Lo que es una innovadora tecnología que permite observar imágenes en tercera dimensión y ha revolucionado el mundo del entretenimiento a través del cine, los videojuegos, la televisión y la telefonía celular, puede volverse literalmente un dolor de cabeza –y de ojos- para los usuarios según una reciente investigación.
 
Científicos de la Universidad de Berkeley (California, EE.UU.) señalaron en el estudio ‘La zona de comodidad: prediciendo el malestar visual con pantallas estereoscópicas (o 3-D)’ que los ojos de los espectadores deben hacer un gran esfuerzo al ajustarse constantemente tanto al contenido que se proyecta en tercera dimensión como el que le sirve de fondo.
 
Según los autores, ello termina por generar complicaciones tanto a los ojos como al cerebro. Las consecuencias del problema, denominado ‘convergencia acomodativa’, se ven representadas básicamente en cansancio, cefaleas y molestias de la visión.
 
Los investigadores, con base en la información obtenida a partir de los análisis y seguimientos hechos a 24 personas adultas determinaron que las repercusiones son peores en los dispositivos en los que se debe mirar más de cerca, como en los televisores, computadores y celulares. En el cine afecta más cuando la imagen se ‘sumerge’ en la pantalla.
 
“Al ver las pantallas 3D, los ojos deben enfocarse a la distancia de la pantalla, porque de allí es de donde viene la luz. Al mismo tiempo, los ojos deben converger a la distancia de los contenidos en tres dimensiones, que puede estar en el primer o el último plano”, afirmó el profesor Martin Banks, quien participó en el trabajo.
 
La esperanza del grupo de trabajo no es acabar con la tecnología. Al contrario. “Esperamos que nuestros hallazgos inspiren a más investigaciones en esta área”, expresó Banks con el ánimo de que se haga más para resolver el malestar asociado con las proyecciones en 3-D, que ponen por ahora un techo a la evolución de esa tecnología.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.