Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/01/06 12:23

Documental de Netflix desató una campaña viral para liberar a un convicto

Los usuarios consideran que el preso que protagoniza la histora es inocente de agresión sexual y asesinato.

El documental cuenta con 10 capítulos y es el lanzamiento más reciente del portal de televisión en línea Netflix. Foto: Imagen tomada de forbes.com
;
BBC

La historia de Steven Avery no sólo llegó a convertirse en una exitosa serie documental, también desató un movimiento viral que ya reunió más de 300.000 (y subiendo) firmas que piden su liberación.

Avery pasó 18 años en prisión después de ser condenado por intento de asesinato y agresión sexual hasta que fue exonerado de toda culpa.

Dos años después de salir en libertad, volvió a ser sentenciado, esta vez a cadena perpetua y por homicidio en el condado de Manitowoc, Wisconsin.

Para muchos, el documental de Netflix "Making a Murderer" (Fabricando un asesino) es suficiente prueba de su inocencia. La serie plantea que se cometió una gran injusticia en su caso.

A partir de allí surge el movimiento que pide su liberación.

#FreeStevenAvery

"Liberen a Steven Avery" es el nombre (traducido al español) de la campaña que tiene su propio sitio web, cuenta de Twitter, página de Facebook con más de 22.000 seguidores y la solicitud de firmas para la liberación en el portal de causas Change.org.

El hashtag o etiqueta #FreeStevenAvery sirve para ordenar los mensajes que piden el perdón del estadounidense.

"Se merece un nuevo juicio. ¡Fuerza para Steven Avery!", publicó Luljeta en Twitter.

"La verdad siempre saldrá a la luz, tarde o temprano", escribió Becky.

"Estoy indignado con las injusticias en el caso de Steven Avery. Es una abominación del debido proceso", se lee en la petición de perdón en Change.org.

Netflix, en la sinopsis de "Making a Murderer", señala que se trata de la historia de "un exonerado por ADN que, al exponer la corrupción policial, se convierte en sospechoso de un crimen macabro".

La historia de Avery

Steven Avery es retratado en el documental como un joven de 20 años "con malas compañías" que en 1985 se vio involucrado en un caso de intento de homicidio y agresión sexual por el que fue condenado.

El primer episodio de "Making a Murderer" muestra la liberación de Avery tras haber pasado 18 años en la cárcel y gracias a que un examen de ADN sirvió para exonerarlo de toda culpa en un caso de violación ocurrido en 2003.

Después de demandar a la justicia una compensación de US$36 millones y denunciar a policías de su condado, es detenido nuevamente.

El documental cuenta con 10 capítulos y es el lanzamiento más reciente del portal de televisión en línea Netflix.

Los productores de la serie señalan que tardaron 10 años en la realización.

Avery, mientras tanto, permanece detenido y es su familia la que se encarga de promover la campaña para su liberación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.