Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1993/04/05 00:00

Mala seña

Según un nuevo estudio, los calvos no sólo deben proteger su cuero cabelludo sino también su corazón.

Mala seña

LA CALVICIE HA dejado de ser sólo una preocupación de la vanidad masculina para convertirse en un serio problema de salud. Eso es lo que se desprende de un estudio reciente, que señala que los hombres menores de 55 años que presentan zonas de calvicie en la parte superior de la cabeza tienen mayor riesgo de sufrir ataques cardiacos. Y entre más extensa sea la calvicie en la coronilla, más alto es el ríesgo.
La investigación, realizada por un grupo de científicos norteamericanos, encontró que un tipo de calvicie que se presenta en la coronilla conocida médicamente como "vertex" está relacionada con un leve pero determinado aumento en el riesgo de problemas coronarios. Las conclusiones del estudio, publicado en el último número de The Journal of the American Medical Association, señala que este riesgo no cuenta para aquellos hombres que sufren calvicie frontal o pérdida del cabello en otras áreas de la cabeza. Los investigadores de la Universidad de Boston descubrieron que para hombres con mediana o moderada calvicie tipo vertex, el riesgo es 40 porciento más que para aquellos que lucen toda su cabellera, y que este riesgo aumenta a 340 por ciento para aquellos con calvicie severa tipo vertex. Según el doctor Samuel Lesko, director del estudio, en estos hombres se encontró que el riesgo de desarrollar enfermedad coronaria era levemente más bajo que el ocasionado por fumar o por tener una presión alta sin controlar.
Desde hace casi 30 años se ha sospechado que existe una relación entre la calvicie de la coronilla y los problemas cardiacos. No obstante, ni los científicos no se habían preocupado por profundizar un poco más en el tema, ni los médicos en considerar a los calvos como pacientes de riesgo coronario. El año pasado un equipo de investigadores de la Universidad de Boston que investigaba nuevos factores de riesgo de ataque cardíaco, decidió buscar en las estadísticas alguna relación con la calvicie. Ellos encontraron que 214 de 665 pacientes que habían sufrido ataques cardíacos sufrían también este tipo de calvicie (el 32 por ciento).
Analizando los datos, hallaron que el riesgo de calvicie vertex era independiente de los otros factores de riesgo conocidos. La relación se mantuvo para todos los grupos de edad, que iban desde 45 a 54 años. Si bien los datos estadísticos son consistentes, los investigadores han planteado la necesidad de clarificar esta relación con nuevos estudios.
La calvicie afecta a un tercio de los hombres menores de 55 años. Aunque los investigadores afirman que aún no saben por qué la calvicie puede estar relacionada con los ataques cardíacos, se especula que es posible que haya una causa común a ambas condiciones y que el factor que intervenga sea hormonal.
Algunos científicos creen que una hormona sexual masculina es la culpable. Se trata de la dihidrotestosterona, que en estudios anteriores ha sido señalada como la responsable de la calvicie en los hombres.
Dicha hormona también ha sido fichada como un factor que puede ser responsable por la diferencia sexual en la incidencia de la enfermedad coronaria. Como se sabe, los hombres jóvenes sufren ata ques cardíacos mucho más frecuentemente que las mujeres de su misma edad. Esta incidencia en las mujeres aumenta ostensiblemente después de la menopausia, hasta Igualar la tasa de infarto masculina.
Los especialistas advierten que el riesgo fue establecido apenas por una asociación estadística, y que esto no signífíca que la calvicie sea sinónimo de ataque cardíaco. Pero señalan que mientras se encuentran evidencias más consistentes, sería prudente que los hombres con este tipo de calvicie siguieran las recomendaciones generales para controlar los otros factores de riesgo de ataque cardíaco, como son una dieta sana, bajo peso, ejercicio regular, dejar de fumar y controlar la presión arterial alta.

Patrones de calvicie masculina
EL CUSDRO muestra los patrones que sigue la calvicie masculina. Esta puede ser frontal y parietoccipital, llamada también "vertex" (coronilla). La frontal corresponde a las categorías IIa, III y IIIa y IVa; la vertex media a las categorías III vertex y IV, y la vertex moderada corresponde a las categorías V y Va. La severa, asociada con un más alto riesgo de problemas cardíacos, se refiere a las categorías VI y VII.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.