Lunes, 16 de enero de 2017

| 2002/02/19 00:00

Malgeniado por naturaleza

Un área del cerebro podría ser la responsable de que algunas personas tengan mal carácter todo el tiempo.

Malgeniado por naturaleza

No hay cosa que me dé más rabia que una persona se me acerque cuando estoy tranquilo y me diga de buenas a primeras: ‘Oiga, ¿por qué está de mal genio?’ Entonces ahí sí me altero. Parece que la gente cree que porque uno está callado es porque está histérico. Yo trato de mantener la calma pero a veces creo que eso hace parte de mi carácter. Así como hay personas tímidas hay otras, como yo, que somos un fosforito”.

El temperamento de Alberto Mejía, un diseñador industrial de 27 años, siempre ha sido un problema en sus relaciones laborales y familiares en donde lo catalogan como un gruñón de tiempo completo.

Aunque la mayoría de las personas experimentan estados de rabia provocados por circunstancias adversas, un grupo de investigadores de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Estados Unidos, descubrió una correlación entre el mal genio y el aumento de la actividad cerebral en la región ventromedial prefrontal de la corteza. Dicha zona está ubicada unos centímetros detrás del ojo derecho y en el pasado ya había sido relacionada con las emociones. En estudios realizados en animales se encontró que esta región controla el ritmo cardíaco, la respiración, los niveles de acidez estomacal, el sudor y otras funciones autónomas que tienen que ver con el estado de ánimo.

Durante la investigación, liderada por David Zald, se hicieron dos estudios en los que participaron 89 personas, a las que se sometió a una técnica de proyección de imagen para medir su actividad cerebral.

Los voluntarios fueron examinados mientras estaban sentados contestando un cuestionario sobre su temperamento actual y el que habían experimentado en el último mes. Aunque en apariencia los participantes se veían tranquilos, aquellos que describieron haber sentido rabia, ira y ansiedad presentaron un repentino aumento en el flujo sanguíneo en la región ventromedial prefrontal de la corteza cerebral.

“Hay muchas creencias acerca de la relación entre las diferencias en el comportamiento emocional y la función cerebral pero esta es una de las pocas veces que vemos una evidencia directa asociada con una región específica del cerebro”, señaló Zald al referirse a los resultados de la investigación, que fueron dados a conocer en la publicación Proceedings of the National Academy of Sciences.

Si bien el descubrimiento abre un nuevo camino en la investigación de las alteraciones emocionales, como la ansiedad y la depresión, el estudio no pudo establecer si la actividad cerebral provocó el súbito cambio de humor o si fue la sensación de rabia lo que generó la sorpresiva respuesta biológica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.