Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/29/1994 12:00:00 AM

MAMA VIEJA

La barrera de la edad límite para la maternidad ha sido derribada. La pregunta es cuándo una mujer es demasiado vieja para tener un hijo.

El pasado 19 de julio, una italiana llamada Rossana Delta Corte se convirtió en la mamá más vieja del mundo. A los 63 años la mujer dio a luz a un rozagante bebé y rompió el récord de alumbramientos en la tercera edad. El abanderado de las madres sexagenarias es el ginecólogo italiano Severino Antinori, quien en los últimos dos años ha ayudado a cerca de 70 mujeres mayores de 50 años a dar a luz. El procedimiento consiste en tomar óvulos de mujeres jóvenes, fertilizarlos e implantarlos en el útero de la futura madre.
Luego de que su hijo de 17 años muriera en un accidente, y ante la imposibilidad de adoptar un niño -la ley no permite la adopción a parejas mayores-, la mujer decidió someterse a la inseminación artificial. El proceso consistió, pues, en implantar en el útero el embrión obtenido de la fecundación in vitro del óvulo donado con los espermatozoides de su marido, Mauro Delta Corte, de 65 años. Luego de seis intentos y un aborto, finalmente dio a luz, por cesárea, a un saludable bebé de tres kilos y 200 gramos. El parto, calificado por muchos de "milagroso", ha puesto sobre el tapete el tema de la maternidad tardía.
Para la mayoría de los especialistas, los partos posmenopáusicos constituyen un abuso de la tecnología. "Si le damos a un niño unos padres de 60 años o más, lo ponemos en serio
riesgo de quedar huérfano", señala el doctor Arthur Caplan, director del Centro de Bioética de la Universidad de Pensilvania y quien más ha cuestionado esta práctica en Estados Unidos. Por su parte, el doctor Oscar Lombana, director del centro de reproducción humana Gestar señala que tampoco está de acuerdo con el embarazo en la tercera edad: "Uno debe tener los hijos para poder ser amigo de ellos y eso implica pertenecer a una generación lo más cercana posible. Una mujer de 60 años con un bebé será una anciana cuando el niño sea un adolescente y no podrá comprenderlo. Aparte de que a esa edad el riesgo para la madre es altísimo, porque a los 60 años el organismo ya ha declinado funcionalmente" .
A pesar de la oposición, ya existen en el mundo más de un centenar de madres-abuelas. En diciembre pasado, también en la clínica romana del doctor Antinori, una británica de 59 años dio a luz a mellizos luego de recibir el óvulo de una mujer de 20. La mujer contrajo matrimonio a los 45 años y no había podido tener hijos. Al ser rechazada por los médicos británicos, acudió a la clínica romana e inició lo que la Secretaría de Salud de Gran Bretaña llamó, en tono de censura, "el turismo procreativo". Entonces la funcionaria británica reclamó a la Comunidad Europea establecer reglas claras sobre el tema. Aunque el mes pasado un grupo de miembros del Comité Nacional de Bioética de Italia se declaró en contra de la maternidad para mujeres mayores de 50 años, hasta ahora Francia ha sido la única Nación en promover una legislación que prohiba la inseminación artificial a mujeres que han pasado la menopausia.
La defensa de Antinori es que el único límite para la maternidad debe ser la condición clínica de la mujer y no su edad (de hecho el médico romano asegura que, desde 1988, cuando inició el programa, ha rechazado a más de 400 mujeres porque no reunen las condiciones físicas adecuadas para un alumbramiento). En eso está de acuerdo el famoso médico británico Bob Edward, pionero en la técnica de fertilización in vitro y padre científico de Louise Brown, la primera bebé probeta, nacida en 1978. "Si nosotros limitamos la maternidad a una mujer simplemente en razón de su edad, ¿por qué no hacerlo también con una mujer que tiene sida, que es alcohólica Fumadora?", señala. Hasta donde se sabe, el embarazo en la mujer posmenopáusica no implica grandes riesgos de defectos de nacimiento, ya que estos están relacionados con la edad de los óvulos y no del cuerpo de la mujer. Y los óvulos, en estos casos, son extraídos de donantes jóvenes.

¿SI PUEDEN ELLOS, POR QUE ELLAS NO?
Para las feministas, limitar el embarazo a la mujer por razones de edad es una forma de discriminación sexual. La pregunta que hacen es: Si no existe un límite de edad para la paternidad, ¿por qué debe haberlo para la maternidad? "Sí, es cierto que hombres de 60 ó 70 años tienen hijos, pero generalmente lo hacen con mujeres mucho más jóvenes -replica Caplan-. Quienes alegan que es una actitud sexista ignoran la realidad biológica: los hombres aun hasta edad avanzada pueden producir esperma naturalmente". Y la verdad es que la naturaleza, que es sabia, ha puesto en el organismo femenino un reloj biológico que impide tener hijos después de cierta edad. "El organismo femenino está apto para la maternidad hasta cuando funcionan los ovarios. Alrededor de los 40 años la mujer deja de ovular y luego deja de producir hormonas. El lapso entre estas dos etapas puede ser de meses o de años. Y de ello se derivan los problemas de fertilidad y la mala calidad de los óvulos", dice el doctor Lombana.
Pero esto ya no parece convencer a las mujeres para quienes la ciencia ha abierto una nueva posibilidad. "Encontrar alguien a quien amar es algo que llega muchas veces tarde en la vida -dice una mujer madura, casada hace seis años con un hombre divorciado de 60 años y sin hijos-. Si hay algo que toda mujer desea, es tener un hijo con el hombre que ama. Hasta hace poco tiempo este deseo era un sueño irrealizable, pero ahora los avances médicos lo han convertido en una posibilidad. Creo que una mujer madura puede ser tan buena o mejor madre que una de veinte. De hecho hoy no son pocas las abuelas que deben asumir el cuidado de la crianza de sus nietos para que sus hijas puedan trabajar. Entonces ¿por qué no pueden ser madres?".
Según una amplia encuesta realizada por la revista Glamour, de Estados Unidos, el 38 por ciento de las mujeres consideraría la posibilidad de tener un bebé después de la menopausia (ver recuadro). Las colombianas, sin embargo, no se muestran tan dispuestas a convertirse en madres a la edad de ser abuelas. En un rápido sondeo realizado por SEMANA, sólo una de 15 mujeres consultadas admitió que estaría dispuesta. "A estas alturas, fisica y mentalmente, uno ya ha cerrado ese capítulo de Su vida", dijo una de ellas.

CADA VEZ MAS TARDE
Pero este capítulo no está cerrado. Hace sólo una década, las voces de alerta señalaban que la decisión de un embarazo no se debía dilatar más allá de los 35 años. El ingreso de la mujer a la universidad y a la fuerza de trabajo, y el advenimiento de la píldora, hizo que en los años 60 y 70 muchas mujeres aplazaran el matrimonio y la llegada de los hijos de los 20 para vivirlo a los 30. Y ahora, por cuenta de la búsqueda de la estabilidad económica y los matrimonios tardíos o los segundos matrimonios, la procreación se ha retrasado aún más. "La edad en que la mujer comienza a embarazarse ha subido -afirma el doctor Lombana-. Muchas empiezan a consultar por problemas de infertilidad a los 36, o sea que los hijos nacen cuando ellas tienen 38 ó 40 años".
De otra parte, la mayor longevidad femenina, establecida en 80 años, ha contribuido a prolongar la edad límite de la maternidad. En la primera mitad de este siglo, cuando la expectativa de vida de la mujer era de 60 años, quien tenía un hijo a los 20 vivía lo suficiente para verlo llegar hasta la edad adulta. Y eso mismo puede decirse hoy para una mujer de 40 años.
La implantación de embriones fecundados en mujeres posmenopáusicas es la extensión de una técnica usada desde comienzos de la década de los 80. Inicialmente fue creada para ayudar a concebir a las mujeres jóvenes con problemas genéticos, a través de la implantación de óvulos de donantes. Luego esta fue aplicada también en mujeres cuarentonas con problemas de infertilidad relacionados con su edad. Pero aunque la ciencia y la sociedad han retardado la procreación, la naturaleza no ha hecho lo mismo. "Hoy la menopausia sigue llegando a la misma edad", dice el doctor Lombana.
Si bien los casos de madres a los 60 años son tan excepcionales que ocupan las primeras páginas de la prensa internacional, la comunidad científica señala que el perfeccionamiento de las técnicas de fertilización in vitro y la posibilidad de donación de óvulos harán de los 90 la década de la maternidad tardía. El temor que algunos expertos señalan es que las mujeres jóvenes, sabiendo que es teóricamente posible la maternidad aun después de la menopausia, decidan aplazarla indefinidamente y, cuando decidan que están listas, sea demasiado tarde. O que, como van las cosas, en un futuro no sea extraño que las parejas esperen hasta su jubilación para tener hijos, cambiando así todo el curso de la vida.

¿SERIA USTED MADRE A LOS 60?
Recientemente la revista 'Glamour', de Estados Unidos, realizó una gran encuesta entre sus lectoras sobre el tema de la maternidad después de la menopausia. Estos son los resultados:

¿Consideraría usted la posibilidad de tener un bebé después de la menopausia?
NO: 62 % SI: 22 %
El 13 por ciento respondió SI, pero solamente antes de los 55 años. El 3 por ciento respondió SI, pero solamente antes de los 65 años.

¿Podría tentarla la nueva tegnología a aplazar su maternidad?
NO:81% SI: 19 %

¿Considera que es una acitud sexista criticar a las mujeres viejas que tiene bebés?
SI|57%
El 34 por ciento dice que ni las mujeres ni los hombres viejos deberían tener bebés. El 19 por ciento considera que las mujeres viejas no deberían tener bebés.


¿Debería existir una ley que limite la edad de la mujer para tener acceso a esa tegnología?
NO: 71 %
El 11 por ciento cree que debería ser ilegal para mujeres mayores de 55 años. El 11 por ciento dice que debería ser ilegal tanto para hombres como para mujeres mayores de 55 años. El 7 por ciento dice que debería ser ilegal para ambos, si son mayores de 65 años.

¿Cuál de los argumentos de la maternidad tardía considera válidos?
Una mujer mayor puede morir antes que su hijo sea adulto:
47 %
Una mujer mayor no cuenta con la salud y la energía necesaria para criar a un hijo:
44%
Si el niño es incapacitado, una mujer vieja no es capaz de satisfacer sus necesidades:
31%
Ningún argumento contra la maternidad después de la menopausia es válido:
42%
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.