Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/14/2001 12:00:00 AM

Manos mágicas

El consumo de retinol y vitamina C se ha convertido en uno de los métodos naturales más efectivos contra el envejecimiento

La historia de los masajes es tan antigua como la humanidad. Sin embargo, en tiempos recientes estas técnicas, que en su mayoría se apoyan en milenarios conocimientos de civilizaciones como la china, han evolucionado hasta convertirse en verdaderos métodos de recuperación estética que pueden, no solamente ayudar a relajar o a tonificar los músculos o las lesiones, sino a tonificar el cuerpo y ayudarlo a eliminar sustancias tóxicas o acumulaciones de grasas. Mediante el uso de una serie de productos, que complementan la labor del masajista, es posible no solamente relajarse y recuperar la fortaleza física, sino moldear una mejor figura.

Uno para todos

Los masajes son de tres tipos: el llamado quiromasaje, que tiene propiedades terapéuticas y ayuda a aliviar los dolores musculares, el estrés, las lesiones deportivas y las lumbagias; en segundo lugar están los masajes reafirmantes, que mediante la aplicación de calor producen una vasodilatación que mejora el metabolismo celular y produce una tonificación muscular. Por último se encuentran los masajes adelgazantes o reductivos, que son manipulaciones por medio de fricciones, presiones, etc., que actúan sobre los tejidos blandos, líquidos corporales y músculos con el fin de eliminar líquidos y moldear la figura.

A continuación se ilustra la manera en que estos masajes contribuyen a la mejor salud de los músculos y al mejoramiento estético.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?