Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/03/10 14:21

Médica y superhéroe

La nefróloga Sandra Castello cuenta la historia sobre cómo le dio vida a Nefrón, un personaje que llegó a la Tierra para proteger la salud de los terrícolas.

Sandra Castello inventó a Nefrón para concientizar sobre los problemas de riñón. Foto: Archivo SEMANA/Guillermo Torres

Hace siete años llegó a la Tierra Nefrón Superhéroe, tal vez el único de todos los personajes de comics que salva vidas de verdad. Viene de una galaxia muy lejana, concretamente del planeta Kidney, habitado por riñones especializados en guardar lo bueno y eliminar lo malo. Al ver que el planeta era solo paz y armonía, los agujeros negros lo destruyeron. Pero antes de que eso sucediera el papá de Nefrón Superhéroe lo envió a la Tierra en una cápsula para cuidar a los humanos. Cuando llegó se encarnó en el cuerpo de Sandra Castello, médica nefróloga que hoy combina su práctica clínica con el trabajo de prevención de uno de los órganos mas olvidados del organismo: el riñón.

Así cuenta la historia del personaje la propia Castello quien creó a Nefrón para promocionar el autocuidado de este órgano. Lo hizo porque la enfermedad renal es de gran impacto y no solo tiene un alto costo sino que genera mucha discapacidad. Pero lo más grave es que en Colombia está en aumento porque los mecanismos de prevención no son los mas adecuados. Según estadísticas de 2015, los pacientes con insuficiente renal en dialisis son 2.814 pacientes; los trasplantados son 5.600 y los pacientes en lista de espera en procura de un riñón son alrededor de 9.000 personas. “Si las campañas no son contundentes y claras y se basan en el autocuidado como prioridad los pacientes en diálisis incrementarán 10 por ciento cada año”, dice Castello.

Para evitar esto, Castello renunció a Fresenius, una farmacéutica multinacional especializada en diálisis y se dedicó a promover el autocuidado del riñón. Para que su campaña llegara más a niños y adultos decidió inventarse a este superhéroe. Lo diseñó a imagen y semejanza de este órgano y con una gran sonrisa porque, según ella, “en la vida real el riñón es muy agradecido y feliz”.

El mensaje que quiere llevar con este personaje es que el riñón que más le sirve a cada individuo es el original porque es el más eficiente, el mas barato y el más fácil de llevar. Curiosamente casi nadie le pone atención. Aun más creen que el corazón es más importante. Pero, como lo dice en uno de sus videos animados, el riñón es el papá del corazón pues si falla, los problemas coronarios se aceleran. “Si no se cuida la salud renal todos los centros de atención van a colapsar y el sistema económico que soporta al de salud también”, dice. Nefrón es una manera de llamar la atención al héroe que todos llevan dentro y procurarle el cuidado necesario.

El riñón es un filtro que elimina tóxicos de la alimentación, regula el equilibrio de agua y ayuda a la producción de sangre. Con el paso del tiempo esa capacidad de funcionar del riñón disminuye y cuando baja por debajo de cierto nivel es crónica. Al acumularse estos tóxicos el metabolismo se trastorna y se provocan problemas en otros órganos, como el corazón. La mayor parte de los casos de falla renal se da por hipertensión y diabetes, enfermedades en los que este órgano no ha tenido el protagonismos desde el principio. También se puede dar por factores genéticos o malos hábitos, como la automedicación.

El gran problema es que no da síntomas. Por eso muchos no saben que tienen una falla sino cuando la enfermedad ya ha avanzado. El trabajo de Nefrón Superhéroe consiste en hablar de este tema en comunidades de todo el país para que recuerden que deben revisarse la función renal cada año o cada cinco años dependiendo de la edad.

Para Nefrón la mejor manera de proteger este órgano es estar seguro de que esta sano. Eso se logra con un parcial de orina y con el examen de creatinina. También se logra con hábitos saludables como mantener el peso ideal y no comer sales en exceso. En este punto resalta que no se trata solo de limitar la sal de cocina sino la de los conservantes y las que se usan para curar carnes y enlatados.

Otras recomendaciones del superhéroe son: comer las proteínas necesarias para el cuerpo, hacer actividad física, no auto medicarse porque muchos medicamentos dañan el riñón. “El abuso de diurético recomendado por casas de estética, ha aumentado el problema”, dice . Y si la persona es hipertensa o diabética tiene que velar porque esas condiciones estén controladas, y si hay antecedentes familiares de falla renal los chequeos deben ser más seguidos.

La insuficiencia renal tiene varios estadios. Si la enfermedad se detecta en estado temprano, los cambios en los hábitos de vida pueden llevar a detener la progresión de la enfermedad renal. Así se logra que la persona esté libre de diálisis y monitorizada por mucho tiempo. Los pacientes deben estar en un programa especializado pues de cada 1.000 pacientes que ingresan a éste, solo uno entra a diálisis. Sin embargo, en Colombia apenas ocho de cada 1000 lo hacen.

La criptonita no es problema para este superhéroe pero si lo son el exceso de sal y la falta de eficiencia del sistema de salud. Castello cuenta que Nefrón Superhéroe lucha contra los malvados comandantes del ejército de la enfermedad, que son la confusión y el caos. Explica que la confusión es un factor crucial porque hoy se consumen alimentos procesados que tienen cara de saludables pero en realidad cuentan con conservantes y colorantes o mucha sal, y todo ello perjudica a este órgano. “La gente no sabe que esta comiendo”.

El caos se da porque cuando la gente se auto medica o sabe que es diabética pero come dulce. El caos también, dice, son las filas que los pacientes diagnosticados deben hacer para lograr atención y que a la larga se traducen en hospitalizaciones. “La idea es que atiendan a la gente a tiempo porque esos problemas no se soluciona dilatando el acceso al sistema. Nefrón Superhéroe viene a ponerle la cara al asunto”.

Por eso, como si se tratara de Clark Kent, Castello hoy pasa la mayor parte de su tiempo atendiendo pacientes en su consultorio pero cuando alguien necesita de su ayuda en prevención se enfunda su disfraz de Nefrón y sale a donde se le necesite a luchar por posicionar la salud renal como una prioridad.

Así es como Nefrón Superhéroe ha logrado conquistar el corazón de todo el mundo. Y según ella, todos los médicos o líderes comunitarios interesados en ayudar con esta causa y quieran ser Nefrón pueden serlo. “El no cree en los derechos de autor y opina que el conocimiento médico debe ser compartido y el que no lo haga es un criminal galáctico preso de la confusión y el caos”. Para eso cuentan con comics, videos, cartillas, soporte en línea y campañas de capacitación y aplicativos por celular e internet, entre otras. Aunque es difícil de medir, Castello dice que en estos 7 años cada vez observa mas conciencia de la enfermedad renal. Por eso Nefrón es el único superhéroe que sí salva vidas.

La médica Sandra Castello.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.