Lunes, 16 de enero de 2017

| 2001/02/12 00:00

Mejor prevenir...

Llega al país la píldora del día después, la cual evita la concepción en seguida de tener relaciones sexuales sin protección.

Mejor prevenir...

A partir del 29 de enero las mujeres colombianas tendrán una alternativa para evitar los embarazos después de haber tenido relaciones sexuales sin protección. Se trata de Postinor II, una droga que se incluye dentro de la llamada anticoncepción de emergencia. Por medio de este mecanismo la mujer puede retardar o evitar la ovulación e impedir de esta manera la fecundación. Para que sea efectiva la mujer debe tomar una pastilla inmediatamente después del coito y otra 12 horas después. Nunca debe esperar más de tres días. Al cabo de este tiempo la droga no surte el efecto esperado. En caso de que no funcione, el medicamento no interrumpe el embarazo ni afecta el desarrollo del feto. El Postinor II no se debe confundir con la RU486. La primera actúa antes de la concepción y la segunda es una droga abortiva que está diseñada para detener el desarrollo el embrión. Tampoco se debe confundir con un método de anticoncepción tradicional, pues si se usa más de una vez en el mismo mes puede causar trastornos hormonales y perder su efecto protector. Se recomienda para casos en que falle el método anticonceptivo tradicional, cuando no se tiene método y se presenta una relación sexual inesperada o en situaciones de acoso sexual. “Pero en ningún momento debe convertirse en un método de anticoncepción permanente”, afirma Catalina Uribe de Bedout, de Profamilia. Varios estudios han demostrado que cuanto más frecuente se use la píldora de emergencia menos efectividad tiene. Por eso, una vez sea utilizada, es bueno acudir a un centro de salud o donde un médico especialista para que se discuta sobre un método de planificación familiar que se adapte a las necesidades de la pareja. Cuando se utiliza en los casos indicados la droga tiene un 98 por ciento de efectividad. De hecho, el método ha bajado las tasas de aborto en países como Holanda, donde el concepto de anticoncepción de emergencia fue desarrollado. El mecanismo de retardar la ovulación ya existía en Colombia a través de los anticonceptivos orales pero con esta droga es mucho más fácil el proceso debido a que las pastillas tienen la dosis hormonal requerida para causar el efecto esperado. Aunque su uso es muy sencillo la mujer sentirá molestias propias de un embarazo, como náuseas, vómito, dolor de cabeza, cansancio, sensibilidad en los senos, síntomas que desaparecerán después de 24 horas. En un principio el medicamento estará disponible en las clínicas de Profamilia pero en el futuro se espera que se encuentre en droguerías e instituciones de salud a un costo que oscilará entre 8.000 y 15.000 pesos. Para evitar el mal uso del medicamento se recomienda que los interesados consulten con un experto antes de decidir usarlo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.