16 abril 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Milagro médico: Será mamá tras un trasplante de útero

SALUDEs el primer caso de embarazo tras un trasplante del útero de una fallecida.

Milagro médico: Será mamá tras un trasplante de útero. El bebé de Derya Sert nacerá por cesárea y está por verse el riesgo que su pequeño pueda afrontar por los inmunosupresores necesarios por el transplante.

El bebé de Derya Sert nacerá por cesárea y está por verse el riesgo que su pequeño pueda afrontar por los inmunosupresores necesarios por el transplante.

Derya Sert, de 22 años, ya tiene su propio capítulo en la historia de la ginecología. No solo se convirtió en la primera mujer en recibir un transplante de útero exitoso de una donante fallecida en un accidente de tráfico, sino que también es la primera en recibir este procedimiento y quedar embarazada.

Sert nació sin útero, una condición que afecta a una de cada 4.500 mujeres en Estados Unidos. En agosto del 2011 se sometió a un transplante de útero en su país natal, Turquía, y fue el primer caso en que se utilizó el órgano de una donante fallecida y también la primera ocasión en que la matriz fue aceptada por el cuerpo. El procedimiento fue llevado a cabo por un equipo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Akdeniz.

De acuerdo a los médicos, la principal señal del éxito del transplante fue que Sert empezó a menstruar. Sin embargo, eso no garantizaba que pudiera ser mamá.

Dieciocho meses después de la intervención, Sert acudió a la fecundación in vitro utilizando dos embriones que le fueron extraídos, fecundados y congelados antes del transplante.

Para su fortuna y regocijo de la comunidad médica mundial, esta semana los especialistas que la tratan confirmaron su embarazo, pero advirtieron que se encuentra aún en etapas muy tempranas.

El bebé de Derya Sert nacerá por cesárea y está por verse el riesgo que su pequeño pueda afrontar por los inmunosupresores necesarios por el transplante y un casi inevitable nacimiento prematuro. Después del parto, su útero sería extraído para evitar complicaciones.

De ser exitoso, el procedimiento abriría la puerta para que mujeres que no tienen útero, por razones naturales o médicas, tengan la posibilidad de ser mamás biológicas.

El primer transplante de útero, realizado en Arabia Saudita en el año 2000, terminó 99 días después de la operación, cuando el útero debió ser removido debido a problemas en el flujo sanguíneo hacia el órgano.

Antes del trasplante, los médicos extrajeron y congelaron óvulos de la paciente, con la previsión de ser implantados tras la operación.

Muy pocas mujeres se han sometido en el mundo con éxito a un trasplante de útero, pero hasta la fecha ninguna de ellas había quedado embarazada, por lo que la gestación de Sert será seguida con enorme atención por médicos de diversos países.

Los trasplantes de útero, cuyo primer éxito se logró en Turquía en 2011, son controvertidos, ya que implican a donantes vivas. En un primer momento, el Consejo Ético de Suecia bloqueó las intervenciones, pero finalmente dio su autorización en mayo, con la condición de que un comité especial controle las operaciones.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad